Deportes

Lautaro Acosta: "Hay cosas que se han hecho mal, pero la lesión está olvidada"

El joven futbolista argentino se dispone a reaparecer tras pasar casi cinco meses en el dique seco. Sólo ha disputado nueve partidos de Liga desde que llegó al club.

el 18 feb 2010 / 12:42 h.

Lautaro Acosta, realizando ejercicios.

Si hace unos días Federico Fazio ponía fin a cinco largos meses en el dique seco por lesión, ahora está a punto de hacer lo mismo otro de los grandes esperados por Manolo Jiménez: Lautaro Acosta. El joven argentino se entrena ya con normalidad junto a sus compañeros y, según reconoce él mismo, está "para jugar". Acosta disputó su último partido de Liga el pasado 26 de septiembre, en San Mamés. Desde que llegó al club, sus apariciones prácticamente se cuentan con los dedos de una mano.

"Me entreno ya sin ninguna molestia y estoy muy, muy contento. Todavía me falta un poco de ritmo futbolístico, pero la lesión está olvidada. Hay que fortalecer la musculatura del tobillo para que el hueso no vuelva a crecer, pero estoy para jugar", comenta sonrisa en boca el Laucha. Su largo periodo de baja ha dado mucho que hablar, aunque para él la explicación es "sencilla". "El último partido que jugué lo hice infiltrado y, aun así, me dolía. Ése fue el punto y final para decidir operarme. En un principio parecía un esguince generado por un edema óseo. Ese edema se endureció y se calcificó, de modo que me creció un hueso entre el tibial y el peroné, que siempre están separados. El hueso creció en el centro y cuando chocaban el dolor era grande. Luego, había una arteria en ese hueso que hacía que no se pudiese operar. Agotamos todas las opciones, hasta que decidimos abrir el hueso y hacer lo más arriesgado. En el lugar donde me operaron estoy sin molestias. En los entrenamientos remato, freno, cambio de dirección... Hoy puedo decir que estoy sin dolor. Hace más de un año que no me sentía así".

ERRORES EN SU RECUPERACIÓN. Con todo, el propio futbolista reconoce errores que se han cometido en su proceso de recuperación. "Hay cosas que se han hecho mal, sobre todo apurarme el año pasado, cuando había tantos delanteros lesionados y quise entrar para echar una mano. Luego, probé con otras cosas que no me vinieron bien. El hueso no creció de la nada; algo lo generó, algo se hizo mal, obviamente, y yo soy el primer responsable, porque es mi pierna. Quizá alguien tenía que haberme parado, pero yo soy joven, tenía ganas... Soy el responsable por querer jugar", explica el argentino sin dar más nombre que el suyo.

Acosta no oculta haber sufrido a nivel personal y también por el grupo, necesitado de efectivos y sin la posibilidad de contar con él prácticamente en los últimos cinco meses. "Me daba mucha impotencia ver la cantidad de lesionados que teníamos y no poder ayudar al equipo. Creo que sintió la acumulación de tantos partidos con tantas bajas. No hemos jugado de la mejor manera, pero yo me agarro a los resultados, que son muy buenos. Estamos en puestos de Champions y en la final de Copa, que no es poco. Ahora me siento bien por haberme recuperado. Pasé un mal momento, aunque no pienso en tener que demostrar cosas. Lo que quiero es agarrar continuidad y ritmo, y después demostrar lo que soy", señala Acosta.

  • 1