Local

Le implantan a un niño una prótesis de titanio para corregirle la columna

Con 8 años, el pequeño José no andaba como un niño de su edad. Tenía la columna doblada. Desde su nacimiento vivía con un corsé, y al crecer hasta respirar era un problema. Ahora, se recupera en casa del implante de costillas ajustables que le han realizado en el Virgen del Rocío. El primero de Andalucía.

el 15 sep 2009 / 22:30 h.

TAGS:

Con 8 años, el pequeño José no andaba como un niño de su edad. Tenía la columna doblada. Desde su nacimiento vivía con un corsé, y al crecer hasta respirar era un problema. Ahora, se recupera en casa del implante de costillas ajustables que le han realizado en el Virgen del Rocío. El primero de Andalucía.

"No es posible estar más contentos de lo que lo estamos ahora". José Joaquín, el padre del pequeño José, resume así cómo se siente la familia tras la operación. "Ahora podrá crecer como un niño normal; no tendrá limitaciones para hacer su vida". José, natural de Lebrija, había nacido con una severa escoliosis congénita, una grave desviación de la columna vertebral -en su caso de 70 grados- por la fusión de siete costillas de un lado.

A las pocas semanas de vida ya portaba un corsé que le ha acompañado durante más de siete años. A pesar de ello, su tórax no podía tener un desarrollo normal; tampoco su crecimiento era el adecuado. "Estaba creciendo doblado", apunta José Joaquín. Y no sólo eso, al no crecer adecuadamente su tórax, uno de los pulmones tampoco podía desarrollarse de forma correcta por lo que el niño tenía incluso dificultades respiratorias.

Por ello, cuando el doctor David Farrington, del hospital Virgen del Rocío, les habló de la técnica que días más tarde le aplicarían a su hijo ni José Joaquín ni Josefa -madre del niño, que está embarazada- lo dudaron un momento. "Sólo queríamos que nuestro hijo se curase", resalta el padre. Confiaron plenamente en las manos de este especialista director del equipo de Cirugía Ortopédica y Traumatología Pediátrica del hospital. El éxito de la operación les ha dado la razón.

Técnica puntera. José ingresó en el hospital el 29 de enero y diez días más tarde ya estaba en casa. Ha sido el primer paciente en Andalucía y uno de los primeros a nivel nacional en someterse a un implante de costillas expansibles de titanio. Éstas son unas barras metálicas que se colocan en posición vertical entre las costillas y junto a la columna vertebral "con el fin de frenar el avance de la curva" explica el doctor Farrington.

Gracias a un mecanismo interno de deslizamiento telescópico, estas costillas pueden someterse a ajustes de longitud -cada 7 u 8 meses hasta los 13 años- para que vayan "creciendo con el niño", apunta el especialista. Las ventajas de esta nueva prótesis es que "no frena el crecimiento de la caja torácica ni de los pulmones; las prótesis puestas hasta ahora, sí lo frenaban al no ser expansibles". Por ello, esta técnica es recomendable en casos precoces de escoliosis o de otras dolencias que provoquen un síndrome de insuficiencia torácica -desarrollo anormal del tórac y pulmones-.

El caso de José "era problemático; pero todo salió a la perfección". Sobre las 11 de la mañana comenzó la intervención: tras la anestesia general, el cirujano -con una incisión por la espalda- separó con dos cortes las costillas fusionadas, que quedaron separadas en tres bloques. Después realizaron varias incisiones más en la zona lumbar para la costilla protésica.

Tras ello, se alargó el implante hasta conseguir la corrección deseada y se cerró la herida del niño. Participaron en este proceso, que duró unas tres horas, dos traumatólogos, dos anestesistas y un neurofisiólogo. A pesar de la gravedad de la operación, "el niño no estuvo nervioso en ningún momento", apunta Farrington, quien destaca que "a los pocos días José ya corría por la habitación".

El protagonista podrá hacer una vida normal exceptuando los grandes esfuerzos físicos, "porque podría asfixiarse". Con revisiones periódicas, eso sí. Ahora está "feliz por no tener que llevar el corsé 24 horas al día", apunta exultante el padre. Ya está recuperando las dos semanas de clase que ha perdido. "Está como nunca y deseando jugar con el hermanito que viene de camino". En vista del éxito obtenido, el Virgen del Rocío incorporará poco a poco esta técnica a su práctica habitual. "Queremos ser centro de referencia".

  • 1