Local

Le piden 11 años de cárcel por abusar de niña de 3 años durante una década

La Fiscalía de Sevilla reclama una pena de once años de prisión para un individuo de 47 años, identificado como A.C.M., acusado de abusar sexualmente durante más de diez años de una menor de edad diciéndole que "lo hacía para enseñarla y prepararla para cuando fuera mayor".

el 15 sep 2009 / 11:08 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla reclama una pena de once años de prisión para un individuo de 47 años, identificado como A.C.M., acusado de abusar sexualmente durante más de diez años de una menor de edad diciéndole que "lo hacía para enseñarla y prepararla para cuando fuera mayor".

El Ministerio Público relata en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, que desde que la menor tenía tres o cuatro años el procesado supuestamente ha abusado de la pequeña, hoy día una joven de 23 años que decidió denunciar los hechos cuando contaba con 20 años.

El inculpado tenía relación con la víctima desde que su esposa, "a quien la pequeña quería como una madre", cuidaba a la niña cuando sus padres trabajaban. El fiscal agrega que los abusos se producían de "forma habitual" en el domicilio del procesado, en Dos Hermanas (Sevilla), donde la denunciante acudía con frecuencia, pernoctando incluso los fines de semana.

La menor dormía en aquella vivienda en una habitación al lado del matrimonio, adonde el acusado acudía con "ánimo libidinoso" para cometer los presuntos abusos.

Según el fiscal, la niña se tomaba todo aquello "como algo normal", pues incluso el procesado le comentaba que "cada hombre tenía un niño para él", que "lo hacía para enseñarla y prepararla para cuando fuera mayor" y que "no le contara nada a nadie". En otras ocasiones, A.C.M., que se mudó de casa cuando la niña tenía nueve años, le mostraba revistas y películas pornográficas a la pequeña.

La víctima --prosigue el fiscal-- fue concienciándose de lo que pasaba y al cumplir los 16 años empezó a eludir al imputado y se negaba a acceder a sus exigencias sexuales. Tras pasar en el verano de 2005 unas vacaciones con sus padres, "la perjudicada decidió denunciar los hechos tras superar el sentimiento de culpabilidad creado desde su infancia y contarle a su madre lo sucedido".

El Ministerio Fiscal considera que los hechos relatados son constitutivos de un delito continuado de abusos sexuales, por el que pide diez años de cárcel, y otro delito de exhibición de material pornográfico, por el que reclama un año de prisión para el inculpado, sobre quien pesa una medida cautelar de prohibición de contactar con la víctima desde octubre de 2005. Asimismo, el fiscal pide que el imputado entregue 60.000 euros a la joven en concepto de indemnización.

  • 1