Economía

«Le tenemos puesta una vela a Dios y otra al diablo de cara a 2009»

La firma Ibersponsor, de la que es socio director Gustavo de Medina Álvarez, también se verá afectada por la desaceleración actual.

el 15 sep 2009 / 06:21 h.

-P: ¿En qué contexto surge Ibersponsor?

-R: Fundé la empresa en 1995, después de haber trabajado durante cuatro años en el servicio de Protocolo del Ayuntamiento de Sevilla. En realidad, soy abogado, y después pasé a la banca, donde llevaba temas de ese tipo. Estuve trabajando para la oficina que llevó el patrocinio de la Expo'92 y también de la boda de la Infanta Elena. Mucha gente no lo sabe, pero ese evento no costó nada a la ciudad, se pagó a través de patrocinios. Cuando terminé, decidí montar una empresa relacionada con este tema.

-P: ¿Cuáles son los servicios que presta?

-R: Aunque nos llamamos Ibersponsor, precisamente esponsorizaciones es lo que menos hacemos. En los primeros años (1995 y 1996), debido a la crisis, había pocas empresas que optaran por ello. Entonces, evolucionamos a una consultora de comunicación que tiene tres patas de actividad: auditora de comunicación y gabinete de prensa, organización de eventos y relaciones públicas y, en tercer lugar, publicidad. En total, hay 21 trabajadores en Sevilla, dos en Huelva y uno en Málaga. Además de los que hay en la joint venture que hemos llevado a cabo en Portugal con un socio de ese país.

-P: ¿Cómo se distribuye el negocio entre esas actividades?

-R: La publicidad supone el 40%, al igual que la comunicación, mientras que la organización de eventos ocupa el 20%. Esta última es la que más margen de beneficios proporciona a una firma como Ibersponsor, de ahí que el objetivo sea crecer por esta línea.

-P: Antes hablaba de su desembarco en Portugal. ¿Prevé ir a más países?

-R: La empresa de Portugal se llama Media Consulting y hemos decidido desembarcar primero allí porque ya trabajábamos puntualmente en el país desde hace unos años. Por lógica, el próximo mercado al que iremos será Marruecos, donde también hemos llevado a cabo algunos trabajos. Lo primero para llegar allí es encontrar un socio que tenga la misma filosofía que nosotros.

-P: ¿Cuáles son los sectores más presentes en la empresa?

-R: Principalmente, promoción, construcción, agroalimentación y turismo. La coyuntura actual nos obliga a abrir nuevas líneas de negocio y fijarnos en nuevos sectores, como el de las energías renovables o el sanitario. Lo que ocurre es que en Andalucía es complicado dirigirse a otros sectores, porque no hay tantos. Suplir a la construcción, por ejemplo, no se hace de forma rápida.

-P: ¿En qué grado afecta la desaceleración actual a una firma como la suya?

-R: Hemos detectado que se han agrupado los eventos más tarde, pero sobre todo por el adelanto de la Semana Santa y por las elecciones, que nos afectan. En cualquier caso, claro que notamos la desaceleración. Primero prescinden de nosotros y luego, del restaurante. En 2008 no veremos caer el número de eventos a organizar, aunque con 2009 tenemos las carnes abiertas. Le hemos puesto una vela a Dios y otra al diablo de cara al próximo ejercicio.

-P: ¿Las empresas andaluzas están concienciadas de la importancia de la comunicación?

-R: Somos los últimos en llegar a una empresa. De hecho, incluso los de marketing lo hacen antes. Sólo el 5% de las firmas, como mucho, tiene un responsable de comunicación. En la actualidad, desarrollamos también mucha comunicación interna en las empresas.

-P: ¿Ibersponsor tiene mucha competencia en la región?

-R: La verdad es que no. En nuestra posición sólo hay otra firma y a un segundo nivel, algunas más. Es curioso, porque en provincias como Málaga no hay ninguna.

-P: ¿Sucede lo mismo en otras zonas de España?

-R: Las empresas como Ibersponsor están muy concentradas en Madrid y Cataluña. La mayoría son multinacionales.

-P: ¿Qué cuota de mercado tiene la firma en Andalucía?

-R: Somos el número uno en lo que se refiere a trabajos con empresas privadas. Ahora mismo, el 90% del negocio se sustenta en este apartado, frente al 10% que trabajamos para el sector público.

-P: : ¿Y prevé que eso cambie?

-R: Desde luego. Queremos ir a por proyectos de la Junta de Andalucía, porque una gran parte del dinero está precisamente en la Administración. Hasta ahora, sólo hemos hecho cosas con ella para cuestiones específicas. La idea de Ibersponsor es abrir el abanico, sobre todo con una coyuntura como la actual, donde lo privado se ajusta el cinturón. Y los que trabajamos aquí tenemos que seguir manteniendo el sueldo para vivir.

-P: Por último, números y proyectos. ¿Cómo se presenta el futuro?

-R: En 2007 facturamos 447 millones de pesetas (2,68 millones de euros) y el objetivo es cerrar este año con los mismos números, aunque puede ser difícil teniendo en cuenta cómo está la situación. En proyectos, seguir ampliando la cartera de clientes y crecer en organización de eventos.

Experiencia hecha empresa. Gustavo de Medina, socio director de Ibersponsor, asegura que las cosas han cambiado en la dirección de las empresas, por eso insiste en la importancia de "incentivar y motivar a la gente para que trabaje en un buen ambiente". Abogado de profesión, tiene en su haber un Máster de Comercio Exterior y otro en Alta Dirección del Instituto San Telmo.

Este madrileño (Alcalá de Henares) de 45 años se define un amante de lo portugués, por eso no es de extrañar que los primeros pasos de la firma que dirige en el exterior se hayan desarrollado en el país vecino. La idea de montar una empresa como Ibersponsor surgió tras trabajar para el Ayuntamiento de Sevilla y durante la celebración de la Exposición Universal en 1992 en temas relacionados con el protocolo y las relaciones públicas.

Presume de tener en su plantilla más mujeres que hombres. "Somos unos adelantados en el tema de la conciliación", asegura De Medina.

  • 1