Local

Le toca una VPO y se la quitan por ser menor

En mayo de 2007 Rocío logró por sorteo una VPO de Emvisesa, adaptada a su 92% de minusvalía. Ahora, un año después, le quitan su piso porque cuando presentó la solicitud le faltaban cinco meses para ser mayor de edad. Su padre avisó del detalle, pero le dijeron "que no pasaba nada".

el 15 sep 2009 / 06:04 h.

TAGS:

En mayo de 2007 Rocío logró por sorteo una VPO de Emvisesa, adaptada a su 92% de minusvalía. Ahora, un año después, le quitan su piso porque cuando presentó la solicitud le faltaban cinco meses para ser mayor de edad. Su padre avisó del detalle, pero le dijeron "que no pasaba nada".

Prejubilado a la fuerza, con un 30% menos de su sueldo cada mes, Rafael Herrezuelo lo ha dejado todo por cuidar de su hija, Rocío, a quien un error médico cuando tenía dos días de vida la dejó sin movilidad. Anclada a una silla, sin poder apenas articular palabra, trata de superarse estudiando Bachillerato.

En febrero del pasado año, Rafael entregó en Emvisesa la solicitud de su hija para optar a una vivienda municipal protegida, buscando un balón de oxígeno a su situación apurada, a una casa pequeña, en Sevilla Este, sólo con una planta adaptada y a costa de un "enorme esfuerzo" económico.

Cuando llegó a la ventanilla, Rafael explicó a la inspectora, según su testimonio, que Rocío aún tenía 17 años, que le faltaban cinco meses para la mayoría de edad. "Me contestó que entregara la documentación, pues cuando entrara en el ordenador, si no era correcta, la petición quedaría rechazada", explica. La máquina procesó esa petición, Rocío entró en el sorteo y el 15 de mayo de 2007 su familia recibió la carta de la alegría: había una vivienda para ella.

Tres meses después, en septiembre, la joven cumplía los 18. En enero pasado, Emvisesa solicitó la documentación necesaria para tramitar el título de propiedad de la VPO, Rafael la presentó, y a esperar.

Hasta ahí la parte buena de esta historia. Luego vino el revés. El pasado 28 de mayo, a los 13 meses del sorteo, la empresa municipal de la vivienda informa por carta de que Rocío queda excluida del proceso porque "se ha comprobado el incumplimiento" de uno de los requisitos del sorteo: "ser menor de edad a la fecha de la presentación de la solicitud".

"Y yo ahora, ¿qué hago? Mi hija cumple 19 en septiembre, cuando se firme el contrato puede tener 20 o 21, las llaves se las darían con 25 por lo menos, y claramente cumple con las condiciones, pues tiene un 92% de minusvalía. En mi casa no podemos más, hemos adaptado el baño, hemos quitado la cochera, hemos agrandado puertas... Pero le falta un piso hecho a conciencia. ¿Es o no es lógico que le den la vivienda que necesita?", se pregunta atribulado Rafael.

La familia Herrezuelo ya se ha remitido por carta a Emvisesa para que revise el caso. También ha recurrido al Defensor del Pueblo Andaluz, a la Junta y al Cardenal. "Unos falsifican nóminas y logran casa y otros, necesitándola tanto, nos quedamos así por una cosa simple", denuncia. A la espera de respuesta queda Rafael, al cuidado de su hija y de su padre de 95 años, en su casa, con tres hijos más. "Aguardando a que haya justicia", dice.

  • 1