Local

Lebrija se mueve en Cercanías

el 19 sep 2010 / 17:43 h.

TAGS:

La nueva línea empezó a funcionar oficialmente el viernes y hoy será la prueba de fuego.

En la estación de Santa Justa siempre hay gente, ajetreo de maletas, mochilas, billetes que se pierden en el bolso. Son las 14.15 horas, instante deseado por muchos que emprenden el camino de vuelta a casa tras la jornada laboral. Muchos de ellos cuentan desde el pasado viernes con una nueva vía de vuelta: la línea C-1 del Cercanías hasta Lebrija. Los rezagados se montan casi de un salto en el vagón antes de que éste cierre sus puertas a las 14.30. El Media Distancia que hace parada en Lebrija salió a las 14.00. Si no hubieran cogido éste, la espera hasta el próximo de Media Distancia -15.35- no la quita nadie.

Todo son palabras de elogio ante la apertura de esta nueva línea que acerca a Lebrija un poco más a la capital hispalense. Unos 50 minutos, entre cinco y 10 más que el Media Distancia, separan a los habitantes de Lebrija de sus puestos de trabajo, estudios o simplemente de un paseo por Sevilla en un día de descanso.

El estudiante Alejandro Gómez sólo va a Lebrija los fines de semana. Para ello compra billete de ida y vuelta que, en cuestión de precios, le sale prácticamente igual tomar el Cercanías que el Media Distancia. "Con el carné joven te hacen descuento en el Media Distancia y te sale casi igual que coger el Cercanías". Es la primera vez que coge el Cercanías, ya que se acaba de estrenar. "Lo he hecho por la hora, porque salía más tarde y me venía mejor", resume.

Cruzando algunos asientos está Begoña Torantes, también estudiante y con la misma rutina: sólo toma el tren a Lebrija los fines de semana. Para ella, la diferencia económica es notable y añade una ventaja más: "El de Media Distancia tiene plazas limitadas y hay veces que he tenido que esperar una hora o dos hasta que hubiera otro porque no quedaban". En el caso del Media Distancia, es necesario acudir a ventanilla y sacar un billete, ya que los asientos están numerados y se asignan. Para el Cercanías, el límite se amplía más allá de los asientos que haya disponibles, como en los autobuses de línea, porque se puede ir de pie.

Entre los que cogen religiosamente este medio de locomoción cada día, los trucos y combinaciones para que el trayecto salga lo más económico y útil posible son de lo más variado. Félix González vuelve tras la jornada de trabajo, esta semana en turno de mañana. "Me falta uno a las 12.00", bromea. Esta vez partió y regresa a Lebrija con el Cercanías, porque las combinaciones horarias le vienen mejor. Con su horario de tarde combina el de Media Distancia para ir a Sevilla y vuelve con el Cercanías. "Tengo que jugar con los dos", comenta.

Un grupo de trabajadores elogian animados la decisión de poner esta línea hasta esta ciudad de 25.000 habitantes, y con parada en la vecina Las Cabezas de San Juan (con más de 15.000). "Es una maravilla, estamos muy contentos", comentan entre ellos. Uno de los inconvenientes que ven en este nuevo servicio es que no se pueden compaginar ambos bonos (de Cercanías y de Media Distancia). "Hay gente que para la ida le viene bien el Cercanías y para vuelta el Media Distancia y no se pueden beneficiar de los precios", comenta una usuaria, con billete hasta Lebrija. "Lo ideal sería combinar ambos bonos y poder usar uno para los dos trenes", apostilla otra.

Entre otros de los muchos viajeros que aún permanecen en el vagón, dos señoras se sientan juntas y la charla no para durante todo el trayecto. Son defensoras del Cercanías en lugar del Media Distancia. "Es cómodo, barato, seguro y ayudamos al medio ambiente", asevera una de ellas, Carmen Tejada. Su compañera de viaje, María Sánchez, añade otra ventaja: "También hacemos amigos". Ella lleva 20 años recurriendo al tren como medio de transporte diario, conociendo "a gente de todas partes". En su opinión, el Media Distancia "no es un tren de trabajadores, nosotras somos compañeras y nos ponían a cada una en un vagón".Entre las quejas del estreno, la falta de trenes durante la tarde. De las 15.00 de salida desde Santa Justa hay que esperar a las 20.15. En cambio, Juani Ramírez muestra comprensión: "No pueden hacer un horario para cada uno". 56 minutos después, última parada: Lebrija. Minutos antes, un corrillo se formaba en la puerta, con el Cercanías como tema central. "Conseguiremos más horarios, sin prisa pero sin pausa".

  • 1