Local

Lección práctica de compromiso social

Padres del colegio Huerta de Santa Marina se unen para traer de El Salvador a la familia de una madre que precisa un trasplante de médula

el 23 oct 2014 / 12:00 h.

TAGS:

La educación en valores es hoy uno de esos contenidos transversales que los profesionales de la enseñanza se afanan en inculcar a sus alumnos, pero a veces la realidad más próxima ofrece la posibilidad de dar una auténtica lección práctica como la que en este caso, sin ser ese su primer objetivo, está dando un grupo de padres de escolares –concretamente de los niños del curso 5º C– del colegio público Huerta de Santa Marina, de la Macarena. En ese curso estudia una niña cuya madre, Noemí, lleva dos semanas ingresada en el hospital Macarena. Padece un tipo de leucemia grave y se encuentra en aislamiento total. El trasplante de médula es una de sus principales posibilidades de sanación y las probabilidades de compatibilidad son más altas en la familia. Pero esta madre, que tiene dos hijos en el colegio, es originaria de El Salvador y aunque tiene una familia extensa de hasta siete hermanos, todos ellos están en su país. Un grupo de padres de los compañeros de clase de su hija mayor se han movilizado para recaudar fondos con los que costear el viaje en avión de estos hermanos para que les puedan hacer las pruebas de compatibilidad y en último caso realizar el transplante. El colegio Huerta de Santa Marina está en el barrio de la Macarena. / Foto: El Correo El colegio Huerta de Santa Marina está en el barrio de la Macarena. / Foto: El Correo «Nos enteramos porque la niña comentaba que estaba triste porque su mamá estaba malita y al ver al padre ir a recoger a los niños nos interesamos por ella y nos comentó la situación» explica Pilar Sánchez, una de las promotoras de la iniciativa que, según explica, surgió de forma espontánea pensando cómo podían ayudar al matrimonio del que destaca que «llevan años perfectamente integrados» en la comunidad educativa. Así, la primera iniciativa será una rifa y una merienda solidaria en el colegio el próximo 4 de noviembre donde los padres de este grupo organizado llevarán los dulces y bebidas para venderlos «a un precio simbólico» así como «libros y otros enseres» aprovechando que ese día hay elecciones al Consejo Escolar en el centro y se espera más movimiento de personas, para lo cual la dirección del centro ha prestado su colaboración. Además, el día 12, han organizado un concierto solidario a cargo del grupo Cordofonía que se celebrará a las 20.00 horas en el Hogar Virgen de los Reyes, cedido por el Ayuntamiento, cuya recaudación (las entradas costarán 5 euros) irá íntegramente destinada a la misma causa, ya que el grupo se ha prestado a participar gratuitamente. Además, han creado una cuenta con el nombre Ayudar a Noemí para ingresar el dinero que se recaude y las aportaciones particulares que se realicen (ES36/0237/0310/6935/4021) El compromiso social de este colectivo de padres va más allá, ya que «había que cerrar el billete de avión de una de las hermanas, que tienen más posibilidades de ser compatibles, y lo hemos adelantado de nuestro propio bolsillo, que luego recuperaremos con lo recaudado», explica Sánchez. Y es que el estado de salud de Noemí impone la necesidad de empezar con las pruebas lo antes posible. Reconoce que Noemí y su familia están «un poco perplejos» con esta movilización «y muy agradecidos», si bien Sánchez subraya que «en este colegio hay mucha conciencia social». Prueba de ello es que desde hace tiempo cuenta con un fondo solidario en el que a principios de curso los padres hacen una donación «para apoyar a familias que en algún momento lo necesitan para afrontar gastos que no puedan como el coste de alguna actividad extraescolar y ellos a cambio se ofrecen a hacer algo como contar cuentos en la biblioteca para alguna jornada. Intentamos ayudarnos entre nosotros» señala con naturalidad. Todo un ejemplo de comunidad educativa en el más amplio sentido del concepto.

  • 1