lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Cultura

Les Luthiers, 22 años de romance con Sevilla

"En España se ríen de las mismas cosas que en Argentina, sólo hay que cambiar el nombre del gobernante", dice el grupo, en Fibes hasta el sábado.

el 19 oct 2011 / 20:09 h.

TAGS:

-->--> -->

Cuarenta y cuatro años de carrera, 32 espectáculos a sus espaldas y ocho millones de espectadores en más de 15 países son la carta de presentación de este quinteto único que pasa por Sevilla estos días para regalarnos un espectáculo, Los Premios Mastropiero , en el que ironizan sobre las entregas de premios. Paradójicamente justo cuando están a punto de recibir -al finalizar su show en Andalucía- un Grammy Latino a la excelencia musical.

Les Luthiers , que reconocen llevar con Sevilla "un romance ininterrumpido de 22 años ya" desde que vinieron por primera vez en 1989, trae en esta ocasión un formato distinto: "La excusa es una entrega de galardones, de premios como los Goya o los Oscar...", dicen Carlos Núñez y Jorge Maronna, en una entrevista con este periódico. Pero sigue siendo lo que ellos definen como "música-humor". "Usamos la música como materia prima para escribir nuestros guiones, siempre tiene algo que ver, el guión y el libreto del espectáculo con la música", aseguran.

Pero para conseguir un espectáculo como éste, que estará en Fibes hasta el sábado, hay un trabajo serio y dedicación. "Nos tomamos esta tarea de una manera muy profesional y eso significa encararla seriamente, porque construir chistes, buscar el humor es una tarea que demanda mucho esfuerzo intelectual", afirman.

Las obras de este grupo argentino, compuesto por Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés y Daniel Rabinovich, están escritas "con mucha atención al idioma. La riqueza del castellano y toda su ambivalencia nos permite hacer juegos de palabras y jugar con los dobles sentidos, los retruécanos...", aseguran.

Aunque sin duda uno de los pilares de Les Luthiers para llevar 44 años sobre las tablas es la música. "El hecho de que en un mismo espectáculo escuches diez obras de géneros totalmente distintos: una bossa nova brasilera, un fragmento de zarzuela y un aria operística, y todo hecho con mucho respeto... eso el público lo debe notar y disfrutar". Si bien también reconocen que hay otros elementos como "los instrumentos informales, que son todas esas cosas absurdas, enormes y complicadas que usamos (en esta ocasión presentan El alambique encantador, una serie de copas, botellas y botellones que se tocan entre tres intérpretes) para interpretar esa música que a la gente también le asombra", afirman.

A pesar de que todo está estudiado y preparado, admiten que "se improvisa un poquito". "Marcos y Daniel básicamente son improvisadores naturales y muy dotados. Por eso hay de hecho lugares en el espectáculo en los cuales hemos reservado huequitos donde es lícito expresarse libremente, es decir, jugar un poco a la improvisación, al camelo...", reconocen estos dos miembros del grupo.

Los Premios Mastropiero lleva desde 2005 en gira por América y España y funciona por igual en todos los sitios. "Se ríen de las mismas cosas en España que en Argentina o Uruguay, tan sólo hay que cambiarle el nombre al gobernante de cada lugar", bromean.

  • 1