jueves, 13 diciembre 2018
14:54
, última actualización
Cultura

Letal como la vida misma

Zatu y Acción Sánchez, los miembros de SFDK, hablan de su nuevo trabajo, ‘Sin miedo a vivir’, de la situación actual del hip hop español y de los retos del futuro

el 17 feb 2015 / 12:00 h.

600_Imagen sfdk_6 Está de vuelta, y a lo grande.SFDK, el tándem formado por el MC Zatu y el dj Óscar Acción Sánchez, tiene nuevo disco en la calle, Sin miedo a vivir. Un álbum editado con todo lujo por su sello, Sfdk Records, y con un ramillete de temas que pone de manifiesto la evolución y la madurez del dúo. Y que se vende muy bien». «Creo que los chavales de 18 años que nunca han tenido discos originales, que lo han recibido todo descargado, ven que es posible tener algo físico y lo desean», explica Zatu. «Nosotros siempre hemos ido a por el disco, nunca nos bajamos del burro, y nos alegramos de hacerlo así». Lo dice un infatigable rimador de Pino Montano que lleva dos décadas subido a los escenarios, la mayor parte del tiempo con su inseparable dj. «A veces la gente olvida de dónde vienes, de dónde sale todo esto», afirma Acción Sánchez, un poco cansado de esa gente que les dice «me gustábais cuando no érais nadie», pero ajeno a todo tipo de vana competitividad: «La lucha que tengo es conmigo mismo, y nadie más. No me preocupo de nada fuera de eso», dice. Pero entremos en el disco, o empecemos al menos por el título. «Teníamos varios, pero este surgió en México, cuando alguien oyó el estribillo No tiene miedo a morir y me dijo que no tenía mérito, que lo de veras valiente es no tener miedo a vivir», explica Zatu, que se acabó de convencer de la idoneidad del título en una de sus visitas a pacientes de Oncología infantil amantes del rap. «La portada podría llevar a alguna confusión, porque representa la valla deMelilla y sugiere algo muy social, pero las interpretaciones son muy amplias. Hablamos de la sociedad porque hablamos de individuos», apostilla. También están sujetas a múltiples lecturas las letras de las canciones, tanto que en la web oficial del dúo hay un desglose de cada una de ellas incluyendo un divertido anecdotario. Porque el contenido de Sin miedo a vivir es inseparable de la experiencia personal de sus artífices, ya sea la paternidad de Zatu o algún incidente del pasado que ha terminado hallando acomodo en este repertorio, como La puñalá, pasando por el tema Lo intenté, sobre algunas polémicas que el MC ha mantenido con diversas personas. Otra de las características de este trabajo es la inclusión de arreglos con músicos de verdad, con pianos, bajos o vientos, aparte del material secuenciado. El dúo cuenta con colaboraciones de Little Pepe, Green Valley, Mala Juntera y Shabu, Fyahbwoy, Juaninacka, Alberto Gambino y Kriss, así como arrolladores beats de Hazhe, Niggaswing, Baghira y Cam Bluff. Óscar, que recuerda los tiempos en los que tenía que valerse de los mínimos medios a su alcance, cree que el actual exceso de recursos no siempre es bueno: «Tengo bombos, cajas y lo que quiera para el resto de mi vida, pero creo que tener todo tan accesible te hace ser menos exigente, se exprime menos la creatividad. Por eso a veces me autoflagelo, cojo cuatro vinilos y me imagino que solo tengo eso. Y me obligo a sacar lo mejor de ellos». ¿Y ahora? ¿Qué debería suceder para que lo nuevo de SFDK pueda considerarse un éxito? «Siempre me rijo por el baremo de los conciertos, la respuesta del público es el indicador más fiel», dice Óscar. «Youtube te sirve para ver si los temas funcionan, pero no puedes fiarte: luego en directo a lo mejor no los canta ni el Tato». «Para mí el éxito es de entrada personal, haber sacado un disco líricamente sin fisuras, no hay temas que no hablen de nada, es macizo. Estamos recibiendo muchos mensajes vía Twitter de gente que no esperaba algo de este nivel», apostilla Zatu.

  • 1