Liberan a 15 mujeres explotadas sexualmente en Camas

Esta organización tenía retenidas a las chicas, a las cuales captaba en sus países de origen y se aprovechaban de sus situaciones de necesidad para someterlas.

el 23 jun 2014 / 10:15 h.

La Policía Nacional ha desarticulado una organización en Camas (Sevilla) dedicada a la explotación sexual de mujeres. La organización captaba a las chicas en sus países de origen y se aprovechaban de sus situaciones de necesidad para someterlas y obligarlas a prostituirse en un local de alterne. Las jóvenes estaban recluidas en el interior del local, bajo la falsa fachada de un hotel, y sufrían continuas amenazas, vejaciones y abusos sexuales. Seis personas han sido detenidas, entre los que se encuentran el líder de la organización y dueño del prostíbulo, los encargados del local, la madame y varios empleados. Drogaban a los clientes La operación se inició a raíz de una información acerca de una posible explotación de mujeres en un local de alterne ubicado en la localidad sevillana de Camas. Los agentes averiguaron que en el prostíbulo también suministraban a los clientes una droga que hacía que perdieran el conocimiento. Esto permitía a los integrantes de la organización sustraer momentáneamente las tarjetas de crédito de los clientes y realizar cargos en las mismas mediante un datáfono. En las primeras pesquisas los investigadores identificaron tanto al propietario, como a los empleados y a las mujeres que estaban siendo explotadas. Además, se intentó localizar a las posibles víctimas, los clientes del prostíbulo que por preservar su anonimato no habían denunciado los hechos. Se pudo comprobar que a cuatro de los clientes les habían cobrado, mediante este procedimiento fraudulento, cantidades que oscilaban entre los 500 y los 2.000 euros. El líder era el propietario del negocio Las indagaciones constataron que todos los empleados del local de alterne constituían una auténtica organización en la que el líder, el propietario del negocio ilegal, supervisaba las tareas del resto de miembros de la trama. Entre ellos se encontraban dos encargados, algunos camareros y una mujer responsable de gestionar la actividad de prostitución de las jóvenes recluidas. Todos los miembros del club estaban al tanto de las actividades ilícitas que se llevaban a cabo y tenían un claro reparto de tareas. La madame se encargaba de suministrar drogas a los clientes y a las chicas y los encargados realizaban los cobros en las tarjetas de crédito sustraídas temporalmente. Finalmente los agentes procedieron a la detención del propietario del negocio y líder de la organización criminal, de los dos encargados y de los dos empleados que ocupaban puestos de recepción y bar. Además, se produjo la liberación de las 15 mujeres que se encontraban recluidas. Durante el registro del inmueble se encontraron pequeñas cantidades de la droga utilizada para neutralizar a los clientes y el datáfono empleado para realizar las transacciones económicas fraudulentas. El último arresto se ha producido tras localizar a la mujer que se encargaba del trato más directo con las chicas recluidas. Esta última arrestada era quien elegía a las víctimas a las que posteriormente se les suministraba la droga para poder cometer las estafas.  

  • 1