Local

Libertad bajo fianza para la mujer acusada por el crimen del cámara de Canal Sur en Dos Hermanas

el 12 ago 2011 / 16:53 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha estimado este viernes la  puesta en libertad bajo fianza de 3.000 euros, a la mujer acusada del  crimen por la muerte un cámara de Canal Sur Televisión en noviembre  de 2010 consecuencia de una paliza recibida durante la romería de  Valme que se celebra anualmente en la localidad de Dos Hermanas  (Sevilla).

Fuentes judiciales han informado a Europa Press que, después de  rechazar el Juzgado de Instrucción número 9 hasta cuatro veces la  puesta en libertad de la imputada identificada como Concepción P.R.,  en prisión provisional por su presunta participación en la muerte de  Jesús Ruiz de Castro, finalmente la Audiencia ha dejado este viernes  en libertad a la acusada.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de  que el juez instructor rechazó en un principio la puesta en libertad  de la imputada al entender que se trata de un hecho "muy grave" que  está "fuertemente penado" en el Código Penal, así como que existe  "riesgo de fuga" y por la "alarma social" que podría generar su  puesta en libertad.  

Por estos hechos, permanecen imputados el matrimonio compuesto por  un individuo conocido como 'El Chino', y su mujer, Concepción P.R.,  ambos en prisión provisional imputados por un presunto delito de  homicidio, y su hijo menor de edad --a quien la Fiscalía de Menores  dejó en libertad con cargos--, así como Antonio R. y Eduardo S.M., de  40 años de edad, conocido como 'El Tortuga', y que está casado con  una hermana de Concepción P.R., a los que se imputa un delito de  encubrimiento.  

Durante la instrucción del caso, uno de los testigos oculares de  los hechos ya relató que los mismos tuvieron lugar el día 17 de  octubre de 2010, cuando el matrimonio imputado participaba en la  romería montado en un carro tirado por caballos y, en un momento  dado, estuvo a punto de "atropellar" al cámara, que por este motivo  les recriminó su actitud.  

SIN POSIBILIDAD DE DEFENDERSE

Según el relato de este testigo, "sin mediar palabra 'El Chino'  propinó una patada tremenda en la cabeza a la víctima" que motivó que  este último cayera al suelo. Tras ello, 'El Chino', su mujer y "otra  persona más" se bajaron del carro "y comenzaron a propinar patadas y  puñetazos al cámara, que no pudo defenderse en ningún momento", un  extremo que, según la acusación particular, "es muy importante,  porque va en orden a lo que consideramos que es un asesinato".  

Asimismo, y siempre según esta testigo, los implicados en el  "asesinato" habrían cogido al cámara por la espalda y lo habrían  retenido mientras 'El Chino' "le pegaba puñetazos en la barriga" y  "un rodillazo en la cara", todo ello mientras la mujer de 'El Chino'  "cogió una navaja y se la puso en el cuello". Otro de los testigos  definió al principal imputado como un "tanque" y "un tío enorme con  una fuerza brutal".   

  • 1