Local

Libia sepulta el régimen de Gadafi con la detención de su sucesor

el 19 nov 2011 / 11:48 h.

TAGS:

-->--> -->

El Tribunal Penal Internacional recibió confirmación de las autoridades libias de la detención de Saif al Islam Gadafi, segundo hijo del fallecido Muamar Gadafi. Saif al Islam Gadafi fue detenido cerca de la ciudad de Ubari, en el sur de Libia, según informó el encargado de Justicia del Consejo Nacional de Transición sirio (CNT), Mohamed al Alagi. El hijo del exdictador libio se encuentra bajo custodia de los combatientes del CNT apostados en la vecina ciudad de Zintan, donde permanecerá bajo arresto hasta la formación del nuevo Gobierno libio, confirmó Al Alagi.

Según las primeras informaciones tras su detención, Saif al Islam se encuentra en buen estado de salud aunque fue atendido de una herida en la mano, como muestra una imagen divulgada poco después de su arresto. Un comandante rebelde, Bashir Thaelba, precisó desde Zintan que fue capturado junto a tres ayudantes que pretendían sacarle del país con destino a la vecina Niger, donde varias informaciones apuntaban que podría terminar recibiendo asilo para eludir la orden de arresto del TPI.

El TPI emitió el pasado 27 de junio una orden de busca y captura tanto contra Saif al Islam Gadafi como contra el jefe de Inteligencia del antiguo régimen (y cuñado de Muamar Gadafi), Abdulá al Senussi, por crímenes contra la Humanidad. En particular, el hijo del fallecido autócrata libio está acusado del asesinato de rebeldes y civiles durante el conflicto.

El TPI reconoció "contactos indirectos" con intermediarios de Saif al Islam, quien presuntamente estaba contemplando entregarse a las autoridades. Con todo, el fiscal jefe del TPI, Luis Moreno-Ocampo, subrayó a principios de mes que ninguna clase de acuerdo podría evitar el procesamiento judicial de Saif al Islam.

"Los revolucionarios de Zintan anuncian que Saif al Islam ha sido arrestado junto a tres de sus ayudantes hoy. Esperamos en este momento histórico que el futuro de Libia sea brillante", explicó Thaelba en declaraciones a la televisión libia.

El primer ministro libio, Abdurrahim el Keib, anunció anoche la captura de Saif al Islam Gadafi, a quien prometió un juicio justo. Para El Keib, esta captura supone la "coronación" de los esfuerzos de la insurrección contra el gadafismo.

"Aseguramos a los libios y al mundo entero que Saif al Islam recibirá un juicio justo (...) bajo los procesos legales justos de los que nuestro pueblo se ha visto privado durante los últimos 40 años", proclamó El Keib en rueda de prensa.

Este hito, según El Keib, permitirá "pasar página de la fase de la revolución y supone el inicio de la construcción de un estado de libertad, ley, justicia y transparencia". "En este momento histórico quiero felicitar a los hombres y mujeres de Libia y a los revolucionarios libios por su lucha e histórico heroísmo que ha llevado a esta victoria, a la captura de Saif Gadafi", añadió. "Es la coronación de los sacrificios de nuestro pueblo", aseguró.

Sin embargo, al ser preguntado por si Saif al Islam Gadafi podría ser condenado a muerte, El Keib respondió "no soy un experto en eso".

El detenido, de 39 años, era considerado el portavoz familiar del antiguo régimen y uno de los miembros más beligerantes de la cúpula de Muamar Gadafi. El detenido se convirtió en el hijo más conocido de Gadafi gracias a sus encendidos discursos televisados y era considerado por muchos como el principal candidato a la sucesión de su padre.

Uno de los milicianos que participaron en la captura de Saif al Islam Gadafi, Ahmed Ammar, relató cómo su unidad interceptó dos vehículos en pleno desierto a unos 70 kilómetros del pueblo de Obari a las 1.30 horas (la misma hora en la España peninsular). En uno de ellos viajaba Saif al Islam, quien se identificó con un nombre falso, pero fue rápidamente reconocido y capturado sin oponer resistencia.

En los coches viajaban cinco personas, incluido Saif al Islam, ataviado con ropas tradicionales tuareg y que se identificó como Abdelsalam, "servidor de la paz". Sin embargo, los milicianos rápidamente le reconocieron y pusieron bajo arresto.

"Al principio tenía mucho miedo. Creía que le mataríamos", explicó Ammar. Los milicianos tranquilizaron a Saif al Islam, que aceptó ser trasladado a Zintan.

Hasta el momento el propio Saif al Islam no ha reconocido su identidad, pese a que la televisión libia Free Libya TV ya ha difundido una fotografía suya en la que se le puede ver con tres dedos vendados como consecuencia presuntamente de un bombardeo de la OTAN de hace unas semanas.

  • 1