Economía

Lienzo de los Gazules suspende pagos y cierra tiendas propias

Los socios que estaban detrás de Icíar de la Concha salen de la firma.

el 13 ene 2010 / 21:32 h.

La compañía ha decidido cerrar la mayoría de sus tiendas por no ser rentables.

La crisis hace mella en todos los ámbitos, también en el de la decoración y textiles. Una de las empresas de referencia del sector en Sevilla, Lienzo de los Gazules, se ha declarado en concurso voluntario de acreedores, según ha podido confirmar este periódico.

"La demanda ha caído muchísimo, sobre todo en la alta gama, ámbito en el que trabajamos, y no hemos tenido tiempo de ajustar los gastos y la estructura de la compañía al descenso de la demanda, por lo que hemos tenido un déficit de tesorería que hemos intentado refinanciar y no hemos podido", señaló ayer el director general de la firma, José Luis Mateu.

Asimismo, señaló que esta suspensión de pagos "es un paro técnico porque tenemos un plan de viabilidad y con el concurso de acreedores lo que hemos perseguido es asegurar el futuro".

De hecho, esta fuerte caída de las ventas y la necesidad de un cambio de estructura dentro de la firma se traducen en cifras. Según Mateu, hace doce meses trabajaban para Lienzo de los Gazules un total de 44 personas, mientras que en la actualidad la plantilla está compuesta por 28.

Además, entonces tenía once tiendas en propiedad, frente a las tres que mantiene en la actualidad, "las únicas rentables". Una de las que ha echado el cierre es la del centro comercial Airesur en Castilleja de la Cuesta.

La compañía espera que el proceso sea "bastante rápido" y salir del concurso en el próximo mes de mayo. Para ello, ha elaborado un plan de viabilidad en el que se recogen garantías hipotecarias de los socios para refinanciar la deuda. "No es una liquidación", aclaró Mateu.

"La empresa es viable, pero con otro endeudamiento y con otra estructura de gastos. Es un concurso técnico con garantía de continuidad por parte de los socios", precisó. En la actualidad, la sociedad está formada por Troda y Fernando Feijoo, después de que saliera el pasado octubre el grupo Gastón y Daniela, que estaba detrás de Icíar de la Concha, empresa con la que Lienzo de los Gazules se fusionó en la primavera de 2008.

"El objetivo de esta iniciativa es poder refinanciar la deuda en un entorno de tranquilidad", explicó el director general. De hecho, aseguró que las perspectivas de futuro son halagüeñas porque está obteniendo respuestas positivas por parte de los acreedores respecto al plan de viabilidad presentado por la firma, ya que ven "razonable" las medidas teniendo en cuenta la caída del consumo generalizada por la crisis económica.

La salida del proceso pasa precisamente por que los acreedores y proveedores acepten el plan planteado desde la dirección.

A los 28 empleados que aún trabajan para la compañía, con sede social en la localidad sevillana de Dos Hermanas, se les ofrecerán despidos (los afectados serán en este caso los que desempeñen su labor en las tiendas que cierren) y al resto, reducción de jornada, lo que afectará al personal de Sevilla, una medida que ya se ha llevado a cabo a lo largo de 2009. "Las tiendas que no son viables no podemos mantenerlas, tanto en cuestión de alquiler como de personal", destacó.

De hecho, las 16 personas que han sufrido los recortes en el último año dentro de Lienzo de los Gazules han salido de la firma a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y el resto, a través de extinciones de contratos acordadas, según la compañía.

Fuentes de CCOO aseguraron ayer que durante el pasado otoño estuvieron negociando con la dirección de la compañía un ERE temporal, y que se pidió la autorización a Madrid, en concreto a la Dirección General de Empleo, "aunque fue denegada porque ya se había presentado el concurso voluntario de acreedores".

"Ahora suponemos que la empresa presentará un ERTE ante el Juzgado de lo Mercantil", señalaron las fuentes, punto confirmado por la empresa, que planea llevar a cabo tanto un ERE de extinción como otro temporal para sus empleados.

  • 1