Cofradías

Limitación de público en la salida y entrada de Los Gitanos

el 23 mar 2010 / 20:31 h.

El objetivo: que no vuelvan a producirse los tristes sucesos del año pasado. La seguridad de los nazarenos y del cortejo en general de la hermandad de Los Gitanos se ha convertido en una auténtica obsesión para la nueva junta de gobierno que preside Pepe Moreno.


Con tal motivo, los responsables de la hermandad han diseñado en colaboración con el Consejo y el Cecop un completo plan de seguridad para la salida y entrada de la cofradía en el que se contemplan zonas de evacuación, la instalación de sillas en la plaza adjunta al templo y, lo más importante, el aforamiento de público.


La calle Mateo, que conecta la avenida de María Auxiliadora con el santuario de Los Gitanos, se cerrará al público a partir de las doce de la noche del Jueves Santo para servir como vía permanente de evacuación y de acceso del cuerpo de hermanos al templo.


La hermandad instalará en la plaza un total de 120 sillas en la zona de la plaza que queda a la derecha de la puerta del santuario -donde se encuentra la palmera-, gestionadas por la corporación y destinadas preferentemente para hermanos de avanzada edad y discapacitados.


Una de las claves de este plan de seguridad será la limitación de público en la calle Valle a la salida de la cofradía, dispositivo que se trasladará a la calle Verónica a su regreso.
Además, la hermandad instalará una carpa en el solar cedido para la construcción de la casa de hermandad para la formación de los tramos de Virgen

  • 1