Local

Lipasam activa un plan para duplicar el baldeo de calles

El servicio se incrementa desde finales de 2009 especialmente en los barrios

el 09 ene 2010 / 21:22 h.

Operarios de Lipasam baldean una calle.

Desde finales de 2009, Lipasam ha transformado su sistema de baldeo de las calles, tanto en el Centro como en los barrios de la ciudad. Las modificaciones han permitido que se dupliquen los servicios reales realizados en los barrios y que llegue a triplicarse la productividad. La mecanización del sistema de trabajo y el incremento de la frecuencia de baldeo con agua no potable han permitido este nuevo modo de trabajo, que según subrayan desde Lipasam se ha traducido en una "mejora de la calidad de la limpieza en toda la ciudad".


El nuevo plan de trabajo, impulsado por el gerente de Lipasam, Rafael Pineda, a instancias del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, parte con dos líneas estratégicas. Por un lado, el Centro, donde se ha centrado tradicionalmente el servicio de baldeo. El perímetro del casco histórico se ha dividido en tres zonas. La primera, que incluye el área más comercial, turística y los accesos al Centro se baldea todos los días de la semana, sin excepción. La segunda zona, el siguiente anillo del Centro, recibe entre tres y cuatro baldeos a la semana, mientras que el resto de los días los operarios barren manualmente sus calles, según informaron desde Lipasam. Por último, la zona del Casco histórico más próxima a la Ronda histórica tiene programacdo un baldeo a la semana, mientras que el resto de los días está programado que reciba un barrido mixto.


Pero donde se centra el nuevo sistema es en los barrios, donde se han duplicado los servicios reales realizado y se ha triplicado la productividad según las estimaciones con las que cuenta la empresa de limpieza. Entre otras modificaciones, se ha creado un servicio para los sábados con una media de tres baldeos por cada uno de los parques auxiliares (Sur, Norte, Este, San Pablo y Los Príncipes). En estas mismas instalaciones se realizan dos baldeos rotatorios los sábados. A esto hay que añadir que, como exigencia incluida en el Plan de Barrios, las zonas más necesitadas de la ciudad reciben dos baldeos semanales, lo que supone un incremento de este sistema de limpieza frente al barrido.


El incremento del baldeo, sobre todo en los barrios, altera una tendencia registrada en los últimos años. Según los datos de 2006 y de 2007, recogidos en la última memoria de la empresa municipal de limpieza, más de la mitad de los kilómetros de vía pública en los que actuaron los operarios de la empresa fueron barridos, mientras que el baldeo en todas sus modalidades (mecánico, manual, de alta presión y mixto) apenas llegó al 5% de la superficie en la que actuo la empresa. La tendencia es ahora la contraria, especialmente para los barrios de la ciudad, en los que hasta ahora el baldeo era una actuación poco frecuente.

  • 1