Local

Lipasam carga gran parte de su saneamiento en los proveedores

Las deudas con ellos se duplicó el año pasado para así reducirlas con la banca. La sociedad logra eliminar el rojo de sus fondos propios y volver al superávit.

el 26 mar 2013 / 01:41 h.

TAGS:

La empresa municipal de limpieza, Lipasam, logró el año pasado enderezar sus cuentas, enjugar las pérdidas que se arrastraban desde ejercicios anteriores y reducir su endeudamiento con la banca, todo ello gracias al ajuste acometido por el Ayuntamiento de Sevilla. Hasta aquí, OK. Sin embargo, una parte sustancial del encauzamiento se hizo a costa de duplicar la deuda contraída con los proveedores. Lo fundamental del balance de 2012 radica en que la sociedad consiguió eliminar el rojo de sus fondos propios, color que estaba provocado por las pérdidas acumuladas –frente a los 0,68 millones de euros en negativo de 2011, superávit de 121.711 euros al cierre del pasado ejercicio–. Al tratarse de una empresa cien por cien propiedad del Consistorio y que cumple una función social, el sostenimiento depende en su gran mayoría de las arcas locales y subvenciones europeas. No obstante, la tijera presupuestaria también estuvo presente en Lipasam, puesto que las transferencias bajaron un 12%, hasta los 92,6 millones. El importe de la cifra de negocios –servicios a terceros– se redujo el 23%, a 3,65 millones, caída que se atribuye “a la crisis”, si bien es una partida “no significativa” para el conjunto de Lipasam. En un ejercicio en el que la plantilla media fue de 1.500 operarios, 71 menos que en 2011, los gastos de personal se apuntaron un descenso del 6,33%, hasta los 63,31 millones, una rebaja que obedece en su mayor parte a la eliminación de la paga extra de Navidad para funcionarios y empleados públicos decretada por el Gobierno de Mariano Rajoy. El resultado neto de la empresa se colocó en 803.271 euros, frente a los 8,24 millones de 2011, después de la citada disminución de transferencias y también los pagos comprometidos con las entidades financieras –por tanto, reducción del endeudamiento–. Así, la deuda a largo plazo se ubicó en 7,94 millones, frente a los 13,24 millones del ejercicio precedente, mientras que a corto se desplomaron, tras pasar de 9,05 a 2,54 millones. Pero lo que más llama la atención es la crecida existente en el apunte contable de los acreedores, que escaló desde 19,06 millones hasta 28,34 millones. En esta partida, lo principal vino de los proveedores, a quienes al cerrarse 2012 se les debía 15,71 millones –el periodo medio de abono, entre 70 y 96 días, hasta tres veces más de lo establecido por la legislación comunitaria para el año 2013–. Mientras, entre los deudores de Lipasam figura la empresa municipal de transportes Tussam. A ésta le prestó 3 millones de euros que aparecen en la cuenta de inversiones en empresas del grupo o asociadas. ¿Por qué el préstamo? “Para atender a pagos de efectivo temporales”, explica el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez. El PSOE dice que se avanza en la privatización El Grupo Socialista mostró ayer su “preocupación” ante la “hora de ruta” que asegura están implantando Juan Ignacio Zoido en Lipasam y que augura conducen a la “privatización” ante la reducción de transferencias e ingresos y el aumento de las inversiones. El concejal socialista Juan Carlos Cabrera recordó a Europa Press la subida de la tasa de basura “del ocho por ciento, aunque su recaudación no va a la empresa”. “Y va aumentando unos gastos que al final pagan los trabajadores con la bajada de sus sueldos”, añadió. El concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente y responsable de Lipasam, Maximiliano Vílchez (PP), consideró ayer, a través de una nota de prensa, que se ha logrado frenar “la descapitalización de la sociedad por falta de inversiones” y, además, “se ha mejorado su liquidez elevándola a más de 5 millones de euros”. Vílchez, asimismo, destacó la “importante disciplina presupuestaria sin perder de vista la calidad de los servicios”.

  • 1