viernes, 22 marzo 2019
15:03
, última actualización
Local

Lipasam rebaja su inversión el 80% para reducir la deuda de 56 millones

El pasado 1 de enero entró en vigor el plan de saneamiento de Lipasam. Su objetivo es lograr suprimir las pérdidas antes de 2011. Las cuentas de la empresa revelan la necesidad de esta iniciativa.

el 15 sep 2009 / 21:03 h.

TAGS:

El pasado 1 de enero entró en vigor el plan de saneamiento de Lipasam. Su objetivo es lograr suprimir las pérdidas antes de 2011. Las cuentas de la empresa revelan la necesidad de esta iniciativa: las inversiones han tenido que caer en torno al 80% en los últimos años para detener un endeudamiento que aún así supera los los 56 millones de euros.

Entre 2000 y 2007, Lipasam alcanzó uno de los registros inversores más altos de su historia: se destinaron casi 87 millones de euros, más de diez millones al año. La deuda se disparó de tal forma, que en los primeros meses de 2008 se aprobó el plan de saneamiento que entró en vigor hace sólo unos días. El gasto se ha recortado de forma drástica. Cerca del 80% respecto a 2006, cuando se superaron los 16 millones. A la espera del cierre de 2008, las inversiones no han alcanzado los cinco millones y para 2009, la previsión es que se queden en torno a los tres millones de euros, una cifra a la que hay que añadir el dinero que recabe la empresa de los 8.000 millones de Zapatero para los que está previsto que se presenten varias iniciativas de la empresa, como la construcción del nuevo parque del centro en la estación del telecabina.

Pero este reajuste no ha detenido la sangría de pérdidas. El año 2007 se cerró con una deuda de 47 millones tras dispararse las citadas inversiones y los gastos de personal que aumentaron casi un 10%, según los datos de la última memoria social corporativa. Los resultados de 2008 aún no están disponibles, pero la deuda alcanza los 56 millones de euros -un 19% más- y las pérdidas, aunque han bajado casi un 10% respecto a lo previsto, pueden sobrepasar los 14 millones de euros. En este caso, pese al recorte de inversiones, los gastos corrientes han vuelto a aumentar en parte debido al nuevo convenio colectivo: "Nos permite trabajar en la línea de reforzar una labor que no es gratificante", resume el gerente de Lipasam, Rafael Pineda.

Con estos datos inicia Lipasam un incierto plan de saneamiento, que la Junta ha dejado en el aire al negarse a aprobar la refinanciación de un crédito de 30 millones de euros. En este ejercicio, las transferencias del Ayuntamiento se dispararán: el Consistorio pasará de los 74 millones de 2008 a 115 millones, 86 procedentes de transferencias directas y el resto como parte de la mayor ampliación de capital que se ha llevado a cabo en la empresa municipal de limpieza.

Pero estas medidas no se han completado con una de las recetas elaboradas a finales de 2007 para reflotar la empresa municipal de limpieza. Se anunció entonces un traspaso de la titularidad de los parques auxiliares para dotar de un mayor capital a Lipasam que le sirviera para incrementar su patrimonio y renegociar sus deudas. La operación no se ha llegado a ejecutar. "No aportaba una solución a la empresa", resume Pineda. El problema es que los suelos de estos parques están catalogados como Suelo de Interés Público y Social, lo que limita su valor hasta el punto de invalidar la operación.

  • 1