Local

Lipasam vallará los contenedores de Triana, Centro y Los Remedios

Los contenedores de las principales calles del Centro, Triana y Los Remedios estarán vallados. Lipasam acotará el área reservada para los cubos de forma que no puedan desplazarse y no se ensucien los alrededores. El modelo será similar al que se implantó en el Arenal.

el 15 sep 2009 / 00:27 h.

TAGS:

Los contenedores de las principales calles del Centro, Triana y Los Remedios estarán vallados. Lipasam acotará el área reservada para los cubos de forma que no puedan desplazarse y no se ensucien los alrededores. El modelo será similar al que se implantó en el Arenal, que inicialmente se decoró con macetas.

La empresa municipal de limpieza, Lipasam, dispone de veinte zonas acotadas en el Arenal con este sistema. En los próximos meses, se ampliará a 400. La operación tendrá un presupuesto de 100.000 euros y responde a la "buena acogida" que, según el gerente de la sociedad pública, Rafael Pineda, ha tenido este sistema entre los vecinos del Arenal. Sólo hubo un problema: las macetas que se instalaron para "embellecer" el vallado desaparecieron en poco tiempo.

La medida se mantendrá en Los Remedios y en Triana. Sin embargo, será provisional en el Centro. El objetivo de Lipasam es que desaparezcan la mayor parte de los grandes contenedores de basura de las calles. Serán sustituidos por pequeños cubos que se instalarán en el interior de las viviendas y que deberán ser gestionados por los propios vecinos. Éstos se harán responsables de sacar la basura a partir de las ocho de la tarde y de evitar la acumulación de basuras y la suciedad. Cada comunidad decidirá dónde se instala el recipiente y cómo se organiza. Su aplicación será voluntaria, por lo que no desaparecerán todos los grandes cubos de la vía pública.

El proyecto se implantó de forma experimental en la Alfalfa. "Nuestro objetivo es que en tres años y medio esta medida haya llegado a todas las calles del distrito Centro", explicó Pineda, quien destacó que con la iniciativa habrá más limpieza y se reducirá el impacto visual de estos recipientes.

La propuesta tendrá una tercera consecuencia. Los técnicos de Lipasam podrán controlar más los horarios de recogida de basuras. Inicialmente habrá varios turnos al día, pero conforme los vecinos se vayan acostumbrando al nuevo sistema se reducirá a uno, el recogido en la ordenanza municipal. Ésta obliga a tirar los residuos a partir de las ocho de la tarde. Incumplir esta norma puede acarrear sanciones que oscilan entre 90 y 300 euros.

Una multa similar se aplica en caso de que los vecinos depositen las basuras fuera de los contenedores. Aunque son reducidas, las sanciones registradas por esta infracción, Pineda recordó ayer que en estos casos los inspectores municipales revisan el interior de las bolsas para buscar elementos que identifiquen al infractor.

  • 1