Economía

Listos para comerse el mundo

Banesto impulsa los proyectos de 60 emprendedores andaluces con el programa YUZZ.

el 18 ene 2012 / 20:12 h.

Víctor Martínez tiene 29 años y una gran idea empresarial. Pero sobre todo tiene ganas de comerse el mundo. Su proyecto, denominado Woos, se basa en "un sistema operativo para ordenadores que permite correr aplicaciones hechas para Windows con buena compatibilidad con el hardware" y, "lo más importante", es gratuito. Aunque pueda parecer muy sofisticado, se ha interesado por él hasta el presidente de Rusia, con el que mantuvo una reunión el pasado septiembre. Y ya ha estado en Silicon Valley, la meca de las empresas tecnológicas.

Este emprendedor fue el ganador por Sevilla de la pasada edición de YUZZ, un vivero de formación y asesoramiento para jóvenes de entre 18 y 30 años con proyectos de carácter tecnológico impulsado por la Fundación Banesto, que presentó ayer en la capital hispalense con el apoyo de la Junta la segunda edición de esta iniciativa que persigue impulsar la actividad emprendedora de 60 jóvenes de Sevilla, Málaga y Granada.

Durante los siete meses de duración del programa YUZZ, la Fundación Banesto, junto con los partners y colaboradores de las distintas localidades, ponen a disposición de los seleccionados el soporte necesario para desarrollar su idea en el mercado: una red de expertos, formación empresarial, asesorías y tutorías personalizadas, una plataforma de trabajo colaborativo en línea y todo el soporte administrativo y jurídico necesario en caso de que su idea pueda materializarse en un proyecto empresarial.

Una vez finalizado el proceso de formación y asesoramiento, los mejores jóvenes realizan un viaje a Silicon Valley, el centro neurálgico de innovación en el ámbito de las nuevas tecnologías, donde han aflorado empresas tan prestigiosas como Google, eBay o Hewlett-Packard. Además, en esta nueva edición los tres mejores proyectos, entre todos los finalistas de la edición a nivel nacional, recibirán una dotación económica para ayudarles a poner en marcha su negocio: 30.000 para el primer premio, 20.000 €para el segundo y 10.000 € para el tercer premiado, según informó la Fundación.

Para Víctor Martínez, el problema ahora es la financiación en un momento en el que la fluidez de capital es escasa. Además, está empeñado en que este proyecto se asiente en la comunidad, para que la riqueza y el empleo que pueda generar se queden aquí. "Aunque funciona Guadalinex y muy bien, hay huecos que pueden cubrirse y eso es lo que queremos hacer nosotros", explica

En cualquier caso, tira lazos a otros mercados para conseguir la financiación necesaria, de 500.000 a un millón de euros. "Estoy a la espera de una línea de ayuda a I+D de una fundación rusa, y nuestro próximo paso es ponernos en contacto con Invercaria, aunque últimamente están todos los fondos focalizados en reducir riesgos y apostar por cosas que ya están en marcha o que se vendan rápido", señala este ingeniero industrial a falta de algunas asignaturas que tiene pendientes porque prefirió dar prioridad a Woos.

Entre los proyectos seleccionados este año, aplicaciones móviles para recuperar objetos perdidos, programas de optimización de consumo de energía o una web para macrobióticos. Y, sobre todo, se ha valorado el talento.

  • 1