lunes, 27 mayo 2019
15:28
, última actualización
Local

«Llamo a las empresas a que financien la Universidad»

Es desde hace tan sólo unos meses la nueva presidenta del Consejo Social de la Olavide. Sustituye en el cargo a Antonio Ojeda y se dispone a «vitalizar» un órgano que es nexo de unión entre la empresa y la Universidad

el 16 sep 2009 / 07:34 h.

TAGS:

-¿Cuáles son las líneas que va a imprimir al Consejo después de ocho años de presidencia de Antonio Ojeda?

-Hay que agradecerle a Antonio Ojeda el mérito de haber puesto en marcha el Consejo. Ahora ha llegado el momento de vitalizarlo, de intentar que sus miembros se involucren, que le dediquemos nuestro tiempo para conseguir devolverle a la Universidad lo mucho que nos ha dado. El Consejo debe ser un instrumento de diálogo bidireccional entre Universidad y sociedad. Tengo la sensación de que la Universidad no es una institución suficientemente valorada por no ser suficientemente conocida.

-¿Qué va a suponer el nuevo modelo de educación superior para la Universidad?

-Es una etapa gozosa para las Universidades, y sobre todo en Andalucía, donde el presidente de la Junta ha puesto a la educación en el eje de sus políticas. Ya hemos aprendido que lo que genera riqueza es el conocimiento. El Plan Bolonia va a requerir de un esfuerzo, incluso de comprensión, por parte de sus destinatarios. Acarreará mucho trabajo para los profesores pero es, sin duda, una etapa de oportunidad.

-¿Cree que la Olavide está suficientemente imbricada en el tejido productivo?

-Debería estarlo más. La Olavide es puntera en sectores a los que el tejido productivo tiene que girar, sectores más vinculados con las tecnologías. Cada vez se demanda mayor calidad de vida y la Olavide tiene su política enfocada a ese camino.

-¿Qué medidas tomará para conseguir una mayor relación entre las empresas y la Olavide?

-Los consejeros tienen que ser el cauce de conexión. Ser consejero no se logra por sorteo, sino por designación. Hay que aportar ideas y fomentar nuevas relaciones institucionales con las que conseguir, por ejemplo, que los grupos de investigación de la Olavide trabajen para las empresas. Buscar fondos. Los consejeros tenemos que ser buenos agentes comerciales de la Universidad.

-El momento de crisis no es el mejor para conseguir fondos extras de las empresas.

-La crisis es un hándicap. Pero soy de las que cree que los momentos malos sirven para buscar oportunidades. La Olavide está muy bien posicionada para responder a las nuevas demandas.

-¿Comparte la idea de que Bolonia supondrá la privatización y mercantilización de la enseñanza superior pública?

-En absoluto. Es un falso discurso en un doble sentido. En primer lugar, hay una política de becas y ayudas muy consolidada. El que quiera estudiar y tenga capacidad, lo va a poder seguir haciendo con el Plan Bolonia. En cuanto a lo de que la Universidad servirá sólo a los intereses empresariales, tampoco es cierto. La Universidad será útil a la empresa sin dejar de cumplir su función de generar conocimientos y transmitirlos desde la autonomía y la libertad.

-¿Teme que la falta de recursos haga de la aplicación de Bolonia un fracaso?

-La Junta ha puesto como prioridad la educación. No creo que vaya a haber recortes en este apartado. Pero hago un llamamiento para que las empresas inviertan en la Universidad en forma de mecenazgo o bien vía contratos.

-¿Es partidaria de que las tasas se gradúen en función de la renta de las familias?

-Lo mejor que podemos hacer es seguir dando becas. Mi opinión es que el usuario es muy cicatero a la hora de pagar algo tan valioso como es la formación de nuestros hijos.

  • 1