Deportes

Llegar a Europa no es imposible

Los números de la actual temporada son los mismos que en la 07-08, cuando el equipo fue quinto.

el 08 dic 2012 / 20:23 h.

El entrenador del Sevilla, Míchel, el pasado lunes en el partido ante el Valladolid.
Los números que presenta el Sevilla esta temporada son bastante malos ya que el equipo está descolgado de las plazas europeas y las sensaciones no son nada buenas. Tras quince jornadas, el Sevilla únicamente acumula 19 puntos y la afición da casi por hecho que será muy complicado terminar entre los seis primeros clasificados. Pero la estadísticas de las últimas temporadas dejan un rayo de esperanza: en la temporada 2007-08 el Sevilla sumaba 19 puntos tras los quince primeros partidos y logró una plaza para la Copa de la Uefa al terminar quinto.

El Sevilla de Míchel presenta los datos más pobres de los últimos años. Concretamente, desde la temporada anteriormente citado no tenía el equipo tan pocos puntos a estas alturas. Antes de la 2007-08 hay que remontarse a la 2002-03 (17 puntos) y 1999-00 (13 puntos y se terminó bajando a Segunda). Empero, y aunque los datos digan que es posible, la plantilla y las circunstancias de la 2007-08 guardan enormes diferencias con la actual.
Para empezar, el plantel de aquel año lo componían jugadores cuyos nombres ya han quedado grabados con letras de oro en la historia del club: Alves, Javi Navarro, Poulsen, Maresca, Adriano, Kanouté o Luis Fabiano, entre otros, aunque la plantilla ya comenzó su deterioro con incorporaciones como las de Aquivaldo Mosquera, Koné o Chevantón. Esta merma de la calidad del plantel aún la acusa el equipo dado que desde entonces las incorporaciones que no han aportado nada al club superan a aquellas que realmente han justificado su fichaje rindiendo en el terreno de juego.

El equipo de aquella temporada también atesoraba una clara mentalidad ganadora que ahora se echa bastante de menos. Se habían ganado las dos últimas ediciones de la Copa de la Uefa y la temporada empezó nada más y nada menos que logrando la Supercopa de España con aquel 3-5 en el estadio Santiago Bernabéu. La temporada la comenzó Juande Ramos, que dejó al club tirado tras la jornada 8 y la terminó Manolo Jiménez.

Con el de Arahal en el banquillo -siempre en el punto de mira de la grada- aquella temporada el equipo también sufrió el desgaste de la Liga de Campeones hasta que cayó eliminado en octavos de final por el Fenerbahçe en la tanda de penaltis. El desgaste en Copa del Rey fue menor ya que tras superar la primera ronda ante el Denia, los de Jiménez cayeron en la siguiente eliminatoria ante el Barcelona. Pero el mayor obstáculo que tuvo que superar el Sevilla aquel año fue la pérdida de Antonio Puerta y que seguramente fuera la causa de que hasta la jornada 15 el equipo únicamente tuviera 19 puntos. De hecho, Juande Ramos llegó a pedir a los equipos rivales que no realizaran la ofrenda floral que solían hacer en el lugar donde se desmayó el futbolista porque el recuerdo continuo de la zurda de diamantes afectaba enormemente a los jugadores.

A la vista está que el actual entrenador sevillista no dispone la plantilla que tuvieron Juande y Jiménez aunque el hecho de no jugar en Europa esta temporada también debe servir para dosificar el esfuerzo del plantel y poner toda la carne en el asador en los partidos de Liga y Copa. Resultará muy difícil, pero con 19 puntos en la jornada 15 sí es posible alcanzar una plaza europea.

  • 1