Economía

Llenar el depósito cuesta hasta 9 euros más que hace un año

La primera consecuencia de la escalada del petróleo en los últimos meses, hasta rozar hace varias semanas los 100 dólares, ha llegado a la cartera. Gasolina y gasóleo han alcanzado en la primera semana máximos históricos. (Foto: Antonio Acedo)

el 14 sep 2009 / 22:33 h.

La primera consecuencia de la escalada del petróleo en los últimos meses, hasta rozar hace varias semanas los 100 dólares, ha llegado a la cartera. Gasolina y gasóleo han alcanzado en la primera semana máximos históricos. De media, la primera se paga a 1,114 euros el litro y el diésel, a 1,08 euros. O sea que llenar el depósito sale entre 6 y 9 euros más caro que hace un año.

Se sabía que la paulatina subida del crudo en los mercados internacionales repercutiría inevitablemente sobre el consumidor en uno de los servicios tan básicos como el combustible. Y ya en la primera semana del nuevo año, los precios de los carburantes se han anotado sus máximos históricos en el último año, con una subida de la gasolina del 12,4% en comparación con el comienzo de 2007 y del 16,9% en el caso del gasóleo, según los datos del último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

En concreto, el precio del litro de gasolina de 95 octanos en España, el más utilizado, alcanzó en los primeros días de 2008 los 1,114 euros de media, lo que supone una subida de un 0,45% más que en el mes anterior, mientras que el precio del gasóleo se situó en 1,082 euros, apenas un 0,09% más, aunque su progresión al alza ha sido mayor en los últimos doce meses.

El año 2007 arrancó con un litro de gasolina a 99,19 céntimos de euro de media y con el gasóleo a 92,58 céntimos, frente a los actuales precios, que han experimentado un incremento de 12,3 céntimos y 15,7 céntimos por litro, respectivamente. Así pues, llenar un depósito de 55 litros de gasolina sin plomo 95 cuesta ahora 61,27 euros, 6,7 euros más que los 54,5 euros necesarios para llenar el mismo depósito hace un año.

En el caso del gasóleo, el repostaje cuesta 59,51 euros, 8,7 euros más que los 50,8 euros de hace un año.

A pesar de este aumento, en consonancia con el resto de precios de otros servicios y de los alimentos, el precio de los combustibles en España sigue siendo inferior al del resto de la Unión Europea. El litro de gasolina sin plomo cuesta 1,337 euros de media en los países de la Zona Euro -excluidos los dos nuevos miembros, Chipre y Malta-, mientras que el de gasóleo se sitúa en los 1,205 euros.

En el caso de la gasolina, los países con precios más altos son Países Bajos (1,54 euros el litro), Bélgica (1,42 euros) y Alemania (1,4 euros). Portugal, con 1,38 euros el litro, también se sitúa en el grupo de cabeza de los países con niveles más altos.

Según los últimos datos del Ministerio de Industria, relativos al mes de noviembre (con lo que no reflejan el alza de diciembre), el precio de la gasolina sin plomo, con impuestos incluidos, se colocaba en los 1,09 euros, la tercera más baja de toda la Unión Europea, sólo por detrás de Eslovenia (1,02) y Grecia (1,06). Y bien lejos de los 1,51 euros que se pagaban en Holanda o los 1,42 del Reino Unido.

El encarecimiento del combustible coincide con el alto nivel de los precios del crudo, sostenido por las tensiones en Oriente Medio y la relación de tipos de interés a ambos lados del Atlántico, que mantiene el fortalecimiento del euro frente al dólar.

En concreto, el barril de Brent de Mar del Norte, crudo que se utiliza de referencia en Europa, se cambió ayer por 92,58 dólares en el mercado de futuros, mientras que el barril de Texas se cambiaba por 94,30 euros en Nueva York.

  • 1