Local

"Lloré de emoción cuando nos anunciaron la renovación"

el 03 dic 2012 / 09:51 h.

TAGS:

Televisión Española emite hoy (La 1, 22.30 h.) el último capítulo de la primera temporada de la serie Isabel, casi al mismo tiempo que se proyecta en un conocido cine madrileño.
–¿Ha contribuido la concesión del premio Ondas a la renovación de Isabel por TVE?
–Creo que todo contribuye. El premio nos ha hecho mucha ilusión por todo lo que hemos esperado y sufrido. Me consta que Televisión Española, al ver los resultados de audiencia y las críticas, estaba ya por la labor de tratar de renovarla. Pero había problemas económicos. Recuerdo que cuando nos enteramos del Ondas, estaban reunidos los productores con TVE y alguien entró para dar la noticia. Fue como decir: “¿Firmamos ya?”.
–¿A qué atribuye los vaivenes de audiencia que ha sufrido la serie?
–Los tres primeros capítulos fueron muy bien. Es verdad que luego las privadas sacaron la artillería pesada y nos dejaron relegados al segundo lugar, pero siempre estuvimos por delante de Tu cara me suena. Hasta que acabamos superando a La que se avecina, que al principio nos daba un baño de multitudes.
–¿Cree que ha funcionado el boca a boca?
–Creo que sí, pero también ha sido importante tener buenas críticas y que todos los historiadores y profesores la hayan recomendado a sus alumnos por su rigor. Eso nos ha dado mucha alegría, porque teníamos miedo a decepcionar a los expertos.
–¿Se han sentido angustiados teniendo que esperar nueve largos meses a que se emitiera?
–La verdad es que, cuando TVE decidió aparcar todas sus series, dejé de confiar en la continuidad de Isabel en la tele estatal. Por eso, el día que me dijeron que renovábamos me puse a llorar de emoción. La gente se cree que somos seres extraños, pero gran parte del equipo y yo estábamos en el paro desde febrero.
–¿Y en ese tiempo no les asaltó la tentación de marcharse a otra cadena como han hecho con Amar en tiempos revueltos, que se ha ido a Antena 3’
–No, eso no se llegó a plantear, pero fue curioso. La productora de la serie (Diagonal TV) mantuvo los decorados montados durante muchos meses. Cuando ya no podíamos más y empezamos a desmontar, al tercer día recibimos una llamada de TVE diciéndonos que iban a emitir la serie. Fue justo a tiempo de parar el proceso, porque por suerte aún no se había destruido nada de El Alcázar, cuya reconstrucción hubiera sido inasumible. Todo pasó como en las películas del corredor de la muerte en las que el teléfono suena cuando está ya cayendo el veneno.
–¿Han tenido que reducir el presupuesto de la segunda entrega?
–Un poco, pero el presupuesto estaba ya tan ajustado que se están buscando fórmulas para que a TVE le salga mejor, como puedan ser los patrocinios.
–¿Para cuántas temporadas da la vida de Isabel?
–Pensábamos en tres o cuatro, pero nos inclinamos por tres.

  • 1