Local

Lo castellano y lo español

Mientras en Madrid y Barcelona (a Andalucía apenas sí llegan ecos) se tiran los platos a la cabeza en defensa o ataque al "español", en París la Academia Francesa lanza una andanada contra las "lenguas regionales" -incluidas la catalana y la vasca- pidiendo que no se las reconozca ni allí ni en Europa.

el 15 sep 2009 / 07:28 h.

Mientras en Madrid y Barcelona (a Andalucía apenas sí llegan ecos) se tiran los platos a la cabeza en defensa o ataque al "español", en París la Academia Francesa lanza una andanada contra las "lenguas regionales" -incluidas la catalana y la vasca- pidiendo que no se las reconozca ni allí ni en Europa. A los castellanoparlantes esto no parece afectarnos porque ideas, imbuidas en el siglo XVIII, propagaron que en España se hablaba el "español" bien o mal, según se siguieran o no las normas que una Real Academia, hija de la francesa, establecía. A partir de ahí todos los andaluces (y los extremeños, los aragoneses, etc.) pasaron a hablar mal.

La Real Academia, heredera de Richelieu, no de Cervantes, nació para acabar con el plurilingüismo, ocultando que el castellano era otro idioma regional, exactamente como el inglés al que nadie llamó nunca "británico". Durante siglos la mayoría de los españoles no supimos que el catalán tenía una literatura con miles de obras, como la húngara o la polaca, y, más o menos, ahí estamos, sin atrevernos a presumir de ser Suiza, donde conviven cuatro idiomas. No se atreve ni La Caixa que en sus cajeros te indica que optes entre el idioma "español" o "catalán" para sacar un dinero que ya es europeo. No nos atrevemos a gritar con Celaya que los muertos entierren a sus muertos. Los muertos de nuestra Real Academia y los de la francesa.

Escritor e historiador. antonio_zoido@hotmail.com

  • 1