Local

Lo dejan libre pese a estar condenado por abusos

La Audiencia de Sevilla ha autorizado la libertad provisional de un hombre de 32 años sobre el que pesa una condena de 12 años de cárcel por agredir sexualmente a una niña.

el 15 sep 2009 / 03:48 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha autorizado la libertad provisional de un hombre de 32 años sobre el que pesa una condena de 12 años de cárcel por agredir sexualmente a una niña, ya que el acusado ha recurrido la sentencia ante el Tribunal Supremo, está localizado y tiene trabajo.

D.F.S. fue condenado por abordar con su vehículo, el 9 de enero de 2007, a una niña que regresaba del colegio y encajonarla entre un muro y unos cubos de basura, donde la agarró fuertemente por el brazo y le introdujo un dedo en la vagina, tras lo cual se masturbó.

Luego exigió a la menor que le diese un beso y, al negarse, la forzó de nuevo hasta conseguirlo y le amenazó con matarla si decía algo. Por ello fue condenado en diciembre de 2007 a 12 años de cárcel. La acusación particular que ejercieron los padres de la menor solicitó su ingreso inmediato en prisión.

Fuentes judiciales han explicado a Efe que la Sección Séptima de la Audiencia celebró una vista en la que la Fiscalía defendió que el acusado continúe en libertad ya que tiene trabajo, domicilio fijo y una familia, con un hijo de corta edad, y carece de otros antecedentes penales.

Además, la condena no es firme porque ha sido recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, han añadido las fuentes.

El acusado estuvo encarcelado por estos hechos durante cinco meses, desde su detención el 10 de enero hasta el 11 de junio.

Aunque el procesado negó en todo momento haber cometido la violación, la sentencia se basó en las "declaraciones monocordes" de la niña desde el primer momento sobre la forma en la que ocurrieron los hechos, además de que los primeros datos que dio sobre su aspecto físico coinciden con el acusado, al que reconoció en dos ruedas de identificación.

Junto a ello, la niña aseguró que el acusado usó un Citroën Xsara gris metalizado con determinados números de placas, de los que sólo hay tres matriculados en Sevilla. Junto a los 12 años de cárcel, la sentencia le impuso el pago de una indemnización de 15.000 euros a la víctima.

  • 1