martes, 18 diciembre 2018
18:38
, última actualización
Economía

"Lo exclusivo hay que pagarlo"

El sector achaca el alto precio de las oficinas de la torre Pelli al hecho de ser un edificio «único»

el 19 feb 2015 / 21:47 h.

TAGS:

torre pelliEl inicio de la comercialización de las oficinas de la torre Pelli –de la primera a la planta 24, 33.135 metros cuadrados– con un alquiler de unos 15 euros mensuales el metro cuadrado, es decir, 3.000 euros al mes para la oficina más pequeña (de 200 metros cuadrados) más los gastos comunes, ha provocado una primera reacción en el sector inmobiliario: el precio es caro, pero está justificado por ser un edificio singular, y una duda razonable: ¿conseguirá Servihabitat llenar tantos metros en un momento con poca actividad?, ¿cuánto tiempo tardará Caixabank en ver ocupadas estas 24 plantas? Antonio García, director territorial de Tinsa, compañía líder en tasaciones inmobiliarias, aseguró a este periódico que el precio del alquiler de las oficinas del rascacielos de la Cartuja son «un poco elevados, aunque hay que tener en cuenta que es un edificio exclusivo y la exclusividad hay que pagarla». «No hay una torre como esta ni en Sevilla ni en Andalucía, así que el que quiera estar allí tendrá que pagarlo. Es el coste de la exclusividad, estamos hablando de un espacio emblemático y puntero», insistió García. Sobre la situación del mercado de los arrendamientos de oficinas, indicó que «empieza a moverse algo, pero el negocio está muy flojo en Sevilla». «En Madrid o Barcelona se ha recuperado algo, empieza a remontar el sector, pero aquí aún no». En su opinión, Caixabank busca empresas del sector financiero, multinacionales o despachos de abogados «y luego, según el ritmo, bajará o no el listón», apostilló. García, además, dijo coincidir con las valoraciones de Inerzia publicadas por este periódico ayer: «El precio es alto en comparación con lo que se está pidiendo y pagando en las zonas más exclusivas de la ciudad», como Cartuja, Centro o Nervión. En estos barrios, el precio medio del metro cuadrado para oficinas está entre 9 y 10 euros al mes, según las fuentes del sector consultadas. La propia empresa encargada de la comercialización del rascacielos, Servihabitat, asegura que Sevilla «se unirá a otros mercados inmobiliarios de referencia nacional e internacional», que la torre «proyecta una transformación hacia la modernidad» y que se trata de un edificio «emblemático». Es un «producto de alto valor inmobiliario, caracterizado por su eficiencia arquitectónica, su eficiencia en la gestión y su capacidad de satisfacer la demanda a través de espacios de alta representatividad y calidad», sostiene la inmobiliaria de Caixabank, que recuerda que los dos grandes polos del edificio del arquitecto César Pelli, el Caixafórum y el rascacielos, se completan con una zona central «cuyo objetivo será satisfacer de servicios a ambos polos». De hecho, en los edificios bajo la torre se ubican otros 18.241 metros cuadrados para oficinas y 14.451 para ocio y servicios, sobre todo, comerciales. El precio del arrendamiento de estas zonas aún no se conoce, si bien se estima que serán parecidos a los del rascacielos de 178 metros que, por ahora, ni tiene nombre oficial ni fecha de inauguración. En la torre el metro cuadrado de oficina cuesta unos 15 euros mensuales, más los gastos de comunidad, de media, ya que no vale igual tener vistas al Aljarafe o a Sevilla, arrendar 200 o 1.500 metros cuadrados (el máximo) o estar en la primera planta o en la 24. En total, Caixabank podría ingresar casi medio millón de euros mensuales, seis millones de euros anuales si logra alquilarlo todo. Lo que no está claro es el efecto que tendrá la salida al mercado de esta gran cantidad de metros cuadrados de oficinas, si habrá una despoblación de otras zonas o si llegarán firmas nuevas a la ciudad. El tiempo lo dirá. La obra, en la recta final Los trabajos en el complejo de la torre Pelli siguen a buen ritmo, si bien la promotora, Caixabank, no ha querido informar de qué fechas baraja Dragados para la terminación. Ni siquiera se conoce si la constructora ha doblado los turnos para acelerar la recta final de este proyecto, la nueva atracción turística y empresarial de la ciudad. Por ahora, los trabajos se centran en la reurbanización de los alrededores de la torre y los edificios podio, en remates, arreglos muy puntuales dentro del rascacielos y, sobre todo, en la zona edificada a sus pies. Según fuentes consultadas, la obra podría acabar en algo más de un mes, a excepción del Caixafórum, que necesitará dos años de trabajos.  Licencia para reformar el proyecto La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla aprobó el pasado 28 de enero reformas en el complejo de la torre Pelli para adaptarlo al Caixafórum, que irá en el otro extremo del rascacielos. En dicha licencia se incluye, además, la «eliminación del uso previsto en las plantas 19 y 20 y de la 21 a la 36 de la torre, que quedan diáfanas y sin acabar, y ligeros cambios en la distribución interior de todas las plantas». Precisamente de la planta 25 a la 37 Caixabank tiene previsto ubicar el hotel del grupo catalán Hotusa que, por ahora, no tiene el visto bueno de la Junta por incumplir la normativa andaluza para hoteles de cinco estrellas.

  • 1