Local

"Lo importante ahora es que la gestión debe ser eficaz"

el 11 sep 2012 / 09:39 h.

TAGS:

El arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra describe su nueva obra subrayando tanto su singularidad arquitectónica como su transcendencia futura. Despejando polémicas, defiende que no es un edificio caro y que ahora lo importante es gestionarlo bien para sacarle partido.

-Tras cuatro años de obras, ¿está satisfecho con el resultado final?
-Sí, muy satisfecho. Han sido cuatro años intensos y finalmente hemos podido concluir un edificio vital para el desarrollo económico de Sevilla.

-¿Qué característica destaca de su obra?
-Que es un edificio autónomo y contextualista. Resuelve de forma autónoma el programa de usos y el problema urbano, cómo integrarse en su entorno. Aunque es autónomo, está vinculado al edificio existente y supera bien la presencia de una carretera que divide en dos la parcela y la presencia del ferrocarril, así como la condición suburbana de la parcela con una gran rotonda y dos gasolineras.

-¿Cómo se resuelve esta dualidad arquitectónicamente?
-El edificio responde a dos formas: es una construcción en forma de ele donde el vértice cabalga, se levanta, para dejar pasar el tráfico por debajo y, en segundo lugar, un brazo de la ele es una rampa, uno de los espacios más atractivos, que resuelve su relación con la calle. Es un espacio abierto pero cubierto.

-En su interior, el auditorio es la estrella.
-Hay dos elementos básicos: el auditorio y la zona de catering y salas polivalentes. Dos elementos separados por un patio que penetra en el interior del edificio. La rampa y ese patio permiten incardinar el proyecto en la arquitectura de la ciudad. No se podía construir en otro sitio. En cuanto al auditorio, cuenta la historia de nuestro tiempo y es capaz de albergar el futuro. La luz natural que lo baña lo hace distinto.

-¿Qué fue lo más difícil de superar, los cambios en el proyecto, el desfase presupuestario, las discrepancias con la constructora, la batalla política...?
-Lo más complicado ha sido salvar la integridad del proyecto tras la adjudicación a una empresa constructora con más de un 30% de bajada presupuestaria. Adjudicar con esta baja es muy grave para la marcha del proyecto, porque es incompatible con mantener la calidad y el precio de los materiales. Ese ajuste entre el precio real y el de adjudicación fue el obstáculo principal.

-¿Cómo se solucionó?
-La dirección facultativa trabajó en buscar materiales de calidad más baratos y se aplicaron cambios en el sistema constructivo y otros que no afectaron a la imagen exterior del edificio.

-El proyecto se presupuestó en 66 millones de euros, ¿qué desviación hubo finalmente?
-Por el precio que se construyó, es un edificio muy ajustado a su precio y es de los más baratos construidos en el país teniendo en cuenta sus prestaciones. Hay 40.000 metros cuadrados construidos, 25.000 de aparcamiento subterráneo, 30.000 urbanizados y 12.000 de viario público. Según nuestro estudio y Emvisesa sólo hubo dos o tres millones de desviación, pero se hicieron otras obras complementarias que sí desplazaron el presupuesto.

-¿Cómo valora los planes municipales para conectar mejor el auditorio y fomentar la llegada de congresos y espectáculos?
-Tras esa inversión de alrededor de 96 millones, lo importante ahora es que la gestión debe ser eficaz para sacarle partido. Mañana (por hoy) el alcalde anuncia qué proyectos tiene y allí estaré.

  • 1