Deportes

Lo malo es que el punto acabó siendo bueno (0-0)

LA CRÓNICA. El Betis enlaza ante Las Palmas su segundo empate consecutivo y otro partido sin recibir goles, pero también sin rematar a la portería rival. Los verdiblancos jugaron más de veinte minutos con un jugador menos.

el 12 oct 2014 / 13:55 h.

(FOTOGALERÍA) El Betis estropeó el punto obtenido en Valladolid con otro empate, de nuevo sin goles y sin un solo remate a la portería rival, ante Las Palmas. El conjunto verdiblanco confirma su mejoría defensiva (tres jornadas seguidas sin encajar un tanto), pero a cambio está sacrificando toda su pegada ofensiva, sin olvidar que su fútbol sigue siendo muy mediocre, más cada encuentro que pasa. Y lo malo es que el punto frente a los canarios acabó siendo bueno para los de Julio Velázquez, que jugaron más de 20 minutos en inferioridad numérica por la expulsión de Perquis. Eso sí, el equipo de Heliópolis vuelve a alejarse de las dos plazas de ascenso directo, ahora a tres puntos de distancia. El duelo entre dos aspirantes evidentes al ascenso fue muy igualado desde el principio. Sin un dominador claro, sí dio la impresión de que Las Palmas trató mejor el esférico, al menos durante el primer tiempo, en el que además gozó de la mejor ocasión de ese periodo. En realidad, la única. El lance fue una sucesión de infortunios para el Betis: su rival sacó una falta, dio en la barrera, Perquis despejó hacia el corazón del área, Jordi remató con la pantorrilla hacia su propia portería y el balón dio en el poste; luego, Adán detuvo un primer lanzamiento de un jugador canario y, finalmente, Jordi evitó el gol cantado de Aythami. Era el minuto 31. BETIS  14-15El conjunto verdiblanco, por su parte, no remató entre los tres palos en todo el primer tiempo. Cuando Rubén Castro tocó su primer balón medianamente potable, ya era el minuto 44. Antes, el intento de Kadir por aliarse con Matilla y Lolo Reyes no duró más de diez minutos y a partir de ahí, más de lo mismo: nula generación de un fútbol parecido a fluido y mucho balonazo. La segunda parte estuvo señalada por la rigurosa expulsión de Perquis, en un lance más aparatoso que otra cosa que acabó con la segunda amarilla para el central. El árbitro, el joven De la Fuente Ramos (22 años), fue otro de los protagonistas negativos, con una desigualdad patente a la hora de amonestar a unos y otros y con un nulo sentido de la ley de la ventaja. El Betis, que en ataque siguió igual de inepto que antes, rezó entonces para que el choque acabase cuanto antes. En esos 23 minutos que estuvo en inferioridad, el equipo de Velázquez se armó bien atrás, se encomendó al trabajo de Lolo Reyes, aun extenuado, y para ser sinceros sólo hay que reseñar una ocasión para su enemigo: Culio encontró a Nauzet, pero Adán resolvió su lanzamiento con otra manopla casi milagrosa (73'). Luego tuvo fortuna el meta en un rebote con Araujo que se marchó. Y nada más. REAL BETIS: Adán; Molinero, Perquis, Jordi, Casado (Álex Martínez, m. 75); Lolo Reyes, Matilla; Cejudo (Rennella, m. 61), Kadir, Dani Pacheco (Bruno, m. 72); y Rubén Castro. UD LAS PALMAS: Casto; Ángel, David García, Aythami, Christian; Javi Castellano, Vicente (Valerón, m. 79); Nauzet (Héctor Figueroa, m. 90), Hernán (Guzmán, m. 84), Culio; y Araujo. Árbitro: De la Fuente Ramos (Comité Castellano-leonés). Expulsó a Perquis por doble amonestación (30' y 70'). Amonestó a Jordi (13'), Kadir (29'), Perquis (30'), Hernán (41'), Matilla (68'), Adán (78') y Aythami (93'). Incidencias: partido de la 8ª jornada en Segunda División, disputado en el estadio Benito Villamarín ante 30.312 espectadores.

  • 1