Local

Lo previsible

Mejor o peor. Bien o mal. Desahogados o amarrando. Pero las fechas son las que son y a nadie debe sorprender que la gente se tire a la calle, aunque sea a dar vueltas. Hubo que activar un virtual sistema de tráfico, más propio de la Navidad en sí, para que el Centro de la ciudad no se colapsara del todo.

el 15 sep 2009 / 19:35 h.

Mejor o peor. Bien o mal. Desahogados o amarrando. Pero las fechas son las que son y a nadie debe sorprender que la gente se tire a la calle, aunque sea a dar vueltas. Hubo que activar un virtual sistema de tráfico, más propio de la Navidad en sí, para que el Centro de la ciudad no se colapsara del todo. El día 7 de diciembre de 2008 no ha representado ninguna sorpresa, salvo para los escépticos. No se cabía. Los ciclistas tuvieron que dejar el manillar al lado porque las calles eran intransitables. El comentario generalizado era ¿y donde está la crisis? Pero no nos engañemos. Como muy bien ha apuntado alguien, lo que no nos hemos gastado fuera, lo hemos consumido en terreno propio. No se si representa más o menos, pero en casa, habrá dicho más de uno, como en ningún lado. Muchos comerciantes comentan que mucha gente, pero pocas bolsas. Normal con la que está cayendo. Lo mejor de todo es que cualquier 7 de diciembre, a partir de ahora, estará marcado en el calendario como día del club. Mucha gente en la calle. Nada imprevisible.

Periodista. shachuel@unionradio.es

  • 1