Deportes

Lo que Halloween unió

Francisco Chaparro vive sus mejores días como entrenador de elite dirigiendo a la primera plantilla del Real Betis. Detrás ha quedado un camino largo, algunas veces tortuoso, como esa temporada 2001/02 en la que fue segundo técnico verdiblanco a las órdenes de Juande Ramos.

el 15 sep 2009 / 22:52 h.

Francisco Chaparro vive sus mejores días como entrenador de elite dirigiendo a la primera plantilla del Real Betis. Detrás ha quedado un camino largo, algunas veces tortuoso, como esa temporada 2001/02 en la que fue segundo técnico verdiblanco a las órdenes de Juande Ramos.

El actual entrenador del conjunto heliopolitano fue la mano derecha de Juande en la temporada del regreso a la máxima categoría del fútbol nacional del Real Betis. Manuel Ruiz de Lopera premió el ascenso de Luis del Sol y Chaparro con la continuidad del trianero a las órdenes de Juande. Todo se torció un año después, cuando el máximo accionista se enamoró de Víctor Fernández y Chaparro se encontró de la noche a la mañana con que Juan Ureña se convertía en el ayudante del maño. Eso forma parte de otra historia, pues ahora concuerda mucho más, en vísperas de un Madrid-Betis, aquella relación profesional que mantuvieron Juande y Chaparro.

"Bueno, cada entrenador tiene su personalidad. Han pasado muchas cosas desde entonces, yo soy ahora el entrenador del primer equipo del Betis y él ha sufrido un gran impulso en su carrera después de ganar títulos. Ahora dirige al Madrid", indicó ayer Chaparro, quien realizó una gira por diversos medios radiofónicos sevillanos. De aquella relación con Juande, al técnico le ha quedado muy vigente cómo se solventó el asunto de Halloween: "En aquella temporada hubo problemas de todo tipo, alguno de ellos muy gordo, como el asunto de Halloween. Salimos airosos de aquella situación. Juande tiene una habilidad especial para meterse a la gente en el bolsillo. Salió muy bien de aquello".

Chaparro reconoció que le une una buena relación con Juande y se remontó a aquella temporada que se saldó con un gran sexto puesto y la clasificación del conjunto verdiblanco para disputar la Copa de la UEFA. "Si llegamos a tener un delantero en ese momento nos metemos cuartos. Vino Ikpeba, pero en realidad llegó tres o cuatro años después", bromeó Chaparro.

Con respecto a Juanito. Otra importante pincelada dejó Chaparro cuando se refirió al asunto de la renovación de Juanito, un futbolista muy importante tanto dentro como fuera del campo. "De momento no hay nada confirmado. Espero que llegue esa oferta del Betis que se acerque a lo que él quiere. Si no llega, pues le desearé toda la suerte del mundo", indicó Chaparro, quien reconoció que "Juanito es un jugador especial, ha hecho muchas cosas por el equipo, como salir el otro día a jugar a sabiendas de que podía lesionarse".

Juanito no estará en el Santiago Bernabéu y el técnico prepara a destajo un partido que se presenta complicado. "El Madrid no tiene los extremos del Barcelona, pero sí tiene muy buen juego interior. Tenemos que tapar esos pasillos interiores para obligarle a jugar por los extremos", declaraba Chaparro, quien se mostró orgulloso de lo mucho que había crecido el club bético en el último año y medio. "Gracias al esfuerzo de Lopera", añadió.

  • 1