Deportes

Lo que le cuesta ganar...

el 20 feb 2011 / 22:50 h.

El Sevilla se reconcilia con la victoria pero sigue atado al sufrimiento. Lo mejor del partido contra el Hércules son los tres puntos que permiten alcanzar el séptimo puesto. El conjunto nervionense fue superior, eso sí. Llegó al área con claridad y rozó el gol en varias ocasiones. Pero, tal como sucedió ante el Oporto, su pólvora estuvo un tanto mojada. Sólo marcó un gol, y esto le hizo sufrir hasta el final. Las piernas pesaban, y se notó.

Gregorio Manzano volvió a plantear un sistema 4-4-2 en el que la eliminatoria de Europa League frente al conjunto portugués, tanto por el desgaste del otro día como por la inminencia del choque de vuelta, condicionó su once inicial. Sergio Sánchez dejó su puesto a Escudé, Perotti a Diego Capel y Kanouté a Negredo. Pese a los cambios, el Sevilla fue superior por peso específico de sus jugadores: mayor calidad, mayor velocidad... y mayor acierto.

El Hércules no estuvo mal plantado. Sin embargo, careció incluso de ocasiones. Sólo tuvo una verdaderamente clara. Al Sevilla, mientras, le bastó un zarpazo de Rakitic para llevarse el triunfo. La movilidad y el buen hacer de Negredo fue, posiblemente, lo más destacado de un equipo en el que no encajar goles es noticia y que supo levantarse y luchar tras el varapalo sufrido ante el Oporto. Le cuesta ganar, pero al menos esta vez lo consiguió.

  • 1