Deportes

'Lo que queremos es darnos el gustazo de ganarle al Sevilla'

Tiene una espina clavada Pavone en su primera temporada en el Betis. No pudo disputar el derbi de Nervión por una pubalgia y está como loco por poder jugar mañana en el Ruiz de Lopera. Al argentino es uno a los que le hierve la sangre, verde, por supuesto, en este tipo de partidos. (Foto: J. M. Cabello)

el 15 sep 2009 / 04:33 h.

Tiene una espina clavada Pavone en su primera temporada en el Betis. No pudo disputar el derbi de Nervión por una pubalgia y está como loco por poder jugar mañana en el Ruiz de Lopera. Al argentino es uno a los que le hierve la sangre, verde, por supuesto, en este tipo de partidos.

A Pavone le fueron bien las cosas en los clásicos que disputó en Argentina. En este país hermano también los derbis tienen un color especial, como el que se vivió el 22 de abril de 2007 en la ciudad de La Plata. Pavone, delantero referencia de Estudiantes, hizo los dos goles del triunfo de su equipo ante Gimnasia y Esgrima. Fue su último derbi y ahora ha superado una subluxación en su hombro izquierdo para estar disponible de cara al derbi.

De hecho, el delantero fue el jugador designado por el gabinete de comunicación de la entidad para comparecer ante los medios en la mañana de ayer. Pavone no se entrenó con el grupo por precaución, pero luego y antes de comparecer ante los medios sirvió de modelo en una demostración de un patrocinador del conjunto bético.

En relación al derbi, cabe destacar que el Sevilla llega con 58 puntos y peleando por la Liga de Campeones, mientras que el Betis sólo tiene 46 y al menos ha logrado la salvación de forma matemática. Son dos condicionantes a priori determinantes de cara al duelo de la máxima, pero Pavone no lo ve así. "Muchas veces pasa en los clásicos que el que llega mejor posicionado acaba perdiendo. En este tipo de partidos no importan ni la posición ni el momento de cada equipo. Son 90 minutos en los que el que esté más concentrado, tenga actitud y haga mejor juego se llevará el partido", afirmaba el delantero bético.

No incurrió Pavone en el error de menospreciar al rival, un equipo que ha pasado por muchos problemas a lo largo de la temporada y que sin embargo volverá a jugar casi seguro en Europa la próxima campaña.

"Es un equipo que tiene buenos jugadores, con una base que se conoce bastante bien. Tuvo un cambio de entrenador que modificó algunas cosas, pero se mantienen fuertes. Ha jugado la Liga de Campeones y ahora pelea por ella. Es un equipo para respetar, pero no para temerle", destacó el goleador bético, quien se refirió al asunto de poder quitarle de un plumazo esa posibilidad de que disputen de nuevo la Liga de Campeones: "Yo miro por mi equipo y creo que sería todo un gustazo para nosotros y la afición ganarle al Sevilla. Lo de la Champions es un problema del Sevilla, ahora hablamos del derbi, un partido que va más allá de la clasificación en un torneo, es motivador por sí mismo".

Todavía con dolor en el hombro y nada más acabar el encuentro ante el Valladolid, el propio Pavone manifestaba su intención de disputar el derbi. Ayer, el jugador estaba algo más prudente con respecto a su presencia en el duelo de la máxima. "Me encantaría estar, pero el que decide es el entrenador. En la ida estaba algo tocado por una pubalgia y el miércoles salí tocado. No obstante, el golpe ha evolucionado bastante bien con la ayuda de los fisioterapeutas y creo que no voy a tener problemas para llegar en óptimas condiciones al encuentro", aclaró el delantero bético, quien por cierto lleva algunas jornadas sin marcar. En concreto, Pavone sólo ha logrado un tanto en los últimos nueve encuentros del conjunto verdiblanco y fue en el duelo en Zaragoza, donde hizo el tercer tanto del triunfo bético.

"Lo más bonito que hay es festejar un derbi, pero si pierdes te pegas toda la semana sin salir de casa". Fueron las últimas palabras de Pavone ayer. Ahora le toca hablar en el campo.

  • 1