Cultura

“Lo único que no nos permitimos es reírnos”

Con 1.340 actuaciones sólo en España, el grupo argentino regresa a Sevilla con ‘Lutherapia’, “una de las mejores obras” de su carrera.

el 24 sep 2013 / 23:30 h.

TAGS:

El célebre conjunto argentino de humor Les Luthiers presentaron ayer su Lutherapia. El célebre conjunto argentino de humor Les Luthiers presentaron ayer su Lutherapia.

“Tenemos el privilegio, tras 46 años en los escenarios, de que el público nos lo perdone todo pero... hay una cosa que, por ética profesional, jamás hacemos:reírnos. Estamos aquí para que riáis vosotros, no nosotros”. Lo dijo ayer Marcos Mundstock durante la presentación de Lutherapia, el espectáculo que, desde hoy y hasta el domingo, representa Les Luthiers en el Auditorio Fibes con entradas cuyos precios oscilan entre los 25 y los 67 euros (además de una vip por 150 euros), estando ya el 80% del aforo vendido.

“Para nosotros es una fiesta actuar porque, de momento, el público nunca nos ha dejado colgado”, dijo el humorista, miembro del popular quinteto argentino. Recién llegados de Bolivia y Paraguay, Mundstock pidió perdón por adelantado a sus seguidores por si se les escapa “alguna frase en guaraní”, aunque todos ellos confiaron en que no suceda. Sobretodo porque Lutherapia, la obra que proponen en su nueva visita a Sevilla, es “uno de los mejores espectáculos” de su carrera, una hilarante sesión de psicoanálisis que recomiendan para curar la infelicidad. La propuesta gira alrededor de una terapia psicoanalítica en la que el terapeuta y el paciente dan pie a los temas que luego se convertirán en gags. No faltará su colección de instrumentos imposibles, “como el Bolarmonio y la Exorcítara, que es más vistoso que interesante musicalmente”, según Carlos López Puccio.

En Lutherapia hay diez obras nuevas como El cruzado, el arcángel y la arpía, que definen como “opereta medieval”; Las bodas del Rey Pólipo, una “marcha prenupcial”; El flautista y las ratas, un “orratorio”; Aria Agraria, “tarareo conceptual”; y El día final, un “exorcismo sinfónico-coral” que se ofrece como colofón y del que prefirieron no adelantar nada más.

Con 1.340 actuaciones en 70 ciudades españolas desde que llegaron al Teatro Marquina de Madrid en 1974, Les Luthiers se congratularon ayer de la cantidad de público joven que va a verlos, algo que ni se imaginaban, hasta tal punto que ya tienen espectadores de “cuarta generación”. “Por eso quizás tendemos a relativizar la crisis que vive el país. La primera vez que visitamos esta tierra, con Franco todavía vivo, este era un lugar empobrecido y atrasado, la cola de todo. Lo que vino después fue un desarrollo extraordinario, por eso estamos seguros de que, si pudo entonces, España podrá ahora superar este frenazo”, dijo otro de los luthiers, Carlos Núñez. En solidaridad con sus seguidores, todas las actuaciones de Lutherapia –estos días en Sevilla, luego en Madrid– están “liberadas de IVA”. “No es más que un pequeño gesto”, resumió Mundstock, quien opinó que en España “la cultura debería estar más cuidada que gravada con impuestos”.

Les Luthiers, que se mostraron a favor de que Argentina juzgue los crímenes del franquismo si aquí no lo hacen –“todos los maleantes deben ser apartados de la sociedad”– no ocultaron su simpatía por el Papa Francisco, argentino como ellos, aunque ninguno mostró una especial afinidad por el catolicismo. No obstante, los miembros de la compañía –que situaron a Gila, Tip y Coll, Eugenio y Tricicle en lo más alto del podio del humor patrio– no se caracterizan por “ideologizar” sus shows.

  • 1