Hallan una treintena de restos óseos en una fosa común en El Madroño

La Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía ha otorgado una subvención de 7.000 euros para la primera fase de la investigación.

el 10 may 2014 / 11:24 h.

10285572_786795907999581_4769833983371787103_o Foto: Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia Después de más de 70 años, esta semana algunos vecinos de El Madroño empezaban a «cerrar las heridas» de la Guerra Civil, según el presidente de la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHyJA), Rafael López. Un grupo de tres arqueólogos y un antropólogo forense, además de otros tantos operarios, hallaban esta semana cerca de una treintena de cuerpos en un fosa común situada en el cementerio de dicha localidad que a día de hoy cuenta con poco más de 300 habitantes. Aunque en un principio los datos históricos apuntaban a que se podrían localizar unos 35 cuerpos, tras una primera fase en la que solo se ha realizado la excavación superficial de la zona, el hallazgo de 29 cuerpos apunta a que sería algo más del medio centenar los que se podrían extraer, según López. Una subvención de 7.000 euros, otorgada por la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, ha permitido al Ayuntamiento de El Madroño y a la AMHyJA realizar la primera fase de intervención en esta fosa de esta localidad, una de las pocas abiertas de las 136 que hay en la provincia de Sevilla. En esta primera etapa de delimitación, cata y estudio de los hechos históricos, que se espera concluir la próxima semana, los investigadores han actuado en la fosa de dos metros de ancho por once de largo. Antes de descubrir los restos, los vecinos ya apuntaban que en la zona perimetral del camposanto se podrían hallar los cuerpo, ya que se apreciaban impactos de los proyectiles de ejecuciones. De hecho, el Ayuntamiento ya erigió hace dos décadas un monumento en esta zona en memoria de aquellos que «dieron su vida por la libertad». Pese a que el número de cuerpos alcanza los 29, los investigadores –dirigidos por la arqueóloga Elena Vera y el antropólogo forense Juanma Guijo– no descartan encontrar más puesto que en varias zonas hay hasta cuatro niveles de enterramiento por superposición. Junto a los restos óseos también aparecieron restos de ropa y cascos de balas. Ahora, los responsables de la excavación esperarán el informe arqueológico con las evidencias científicas que describen la posición de los cuerpos –que, como explica López, «evidencian que fueron arrojados literalmente a la fosa»– para presentar la denuncia al juzgado de instrucción correspondiente. Según el presidente de la AMHyJA, lo normal es que el juez de instrucción sobresee, por lo que una vez pase este trámite dicha asociación solicitará a la Dirección General de Memoria Democrática el permiso para exhumar los restos, identificarlos y darles sepultura. Una segunda fase para la que requerirán otra subvención. Hasta que llegue el momento de enterrar «con dignidad» estos restos todavía queda un largo proceso, según López. Y es que los huesos encontrados se hallan en mal estado por el paso del tiempo, lo que dificultará la toma de ADN. Pese a que todavía tienen que dar muchos pasos, para los vecinos de El Madroño que solicitaron la ayuda de esta asociación el hallazgo es sinónimo de «alegría y dolor». Según López, «están contentos por demostrar la realidad histórica». Unos hecho, los de esta localidad de la Sierra Norte, que ha plasmado Juan José López en un libro editado por la Diputación de Sevilla y la AMHyJA, que se presentará en otoño. Además, para el presidente de esta asociación, saber que «por fin van a poder cerrar el duelo interrumpido es esencial». «Con estos hechos no sólo se dignifica la muerte de unas personas, sino que se consolida la democracia», sostiene López.  

  • 1