Local

Denuncian al matadero de Mercasevilla tras detectar carne de caballo sin control

El Consistorio prorroga su clausura, decretada en abril por almacenar carne fresca en lugares no autorizados. La empresa que lo gestiona asegura que se trata de un error en el recuento de los animales sacrificados

el 03 jun 2013 / 14:21 h.

TAGS:

El matadero de Mercasevilla, clausurado en abril por manipular la carne en lugares no permitidos, seguirá cerrado ante la sospecha de que se hayan sacrificado y vendido caballos sin el pertinente control sanitario. Así lo anunció ayer el Ayuntamiento, que no precisó la cantidad de carne que podría haber sido vendida sin control veterinario, pero sí que se trata de un número de animales relevante, ya que una medida tan contundente no se hubiese adoptado “por dos o tres caballos”, precisaron fuentes municipales. El Ayuntamiento espera tener hoy cifras más precisas, aunque ayer ya anunció que se ha dirigido a la Fiscalía de Sevilla por si se hubiera cometido un delito contra la salud pública. También se han remitido informes a la Consejería y al Ministerio de Salud. La medida se adoptó al detectarse “una disparidad de cifras en el control veterinario de los equinos sacrificados”, según informó el Ayuntamiento en una nota. Se aclara que se ha abierto un expediente para saber por qué los registros del control veterinario municipal no coinciden con el número de equinos sacrificados y vendidos por Gesesur 2, la empresa que gestiona el matadero. Esta diferencia entre los animales analizados y vendidos podrían ser caballos sacados al mercado sin el control de los servicios de seguridad alimentaria, extremo que la empresa ha negado, afirmando que el error es sólo contable. El área de Economía y Empleo, dirigida por el concejal Gregorio Serrano, decretó en abril el cierre cautelar del matadero por almacenar, congelar y manipular carnes en locales de oficinas, anexos a las cámaras de conservación donde deberían haberse procesado con las debidas garantías. Los técnicos pidieron un informe con un muestreo de los caballos sacrificados, y al contrastarlo con los animales que habían pasado por el control veterinario detectaron que las cifras no coincidían, por lo que se ha ordenado que el matadero siga clausurado hasta que se aclare el alcance de lo ocurrido. Por ahora, las dudas se limitan al control de los animales sacrificados, pero no implica que la carne estuviera en mal estado. De ser así la infracción sería más grave y podría implicar en un delito contra la salud. El Código Penal recoge como casos más extremos, castigados incluso con penas de cárcel, la fabricación o venta de alimentos para el consumo humano que puedan ser dañinos para la salud; o la administración de medicamentos o sustancias no autorizadas a animales destinados al consumo humano; prácticas que se controlan gracias a las inspecciones veterinarias que los animales deben pasar antes del sacrificio. La empresa que gestiona el matadero de Mercasevilla negó ayer haber sacrificado animales al margen sin control veterinario y atribuyó la disparidad de cifras a un error en el recuento de animales. La gerente de Gesesur 2, Carmen Olía, aseguró a Europa Press que “todos los animales sacrificados han pasado por el control veterinario oficial” y atribuyó la divergencia a un error al contabilizar los sacrificios. La responsable de la empresa admitió que las cifras de sacrificios del control municipal y las del matadero “no coinciden”, pero negó matanzas al margen de los análisis veterinarios. “Ningún animal, en absoluto, ha sido sacrificado sin pasar por el control veterinario oficial”, insistió, asegurando que el error está en las cuentas de una de las dos partes. “Hay que ver quién de los dos está equivocado”. Olía aprovechó para reclamar que se permita reanudar la actividad del matadero, cuya plantilla ha sido sometida a un expediente de regulación temporal de empleo al estar suspendida su actividad desde abril. La empresa ya ha certificado que las deficiencias que provocaron el primer cierre han sido subsanadas, algo que el Consistorio ha corroborado.

  • 1