Cultura

Lola Herrera y Juanjo Artero bailan juntos sobre el escenario

Lola Herrera y Juanjo Artero se encuentran a través del baile, en Seis clases de baile en seis semanas, que se estrena mañana en el Lope de Vega a las 21.00 horas.

el 15 sep 2009 / 21:07 h.

Lola Herrera y Juanjo Artero se encuentran a través del baile, en Seis clases de baile en seis semanas, que se estrena mañana en el Lope de Vega a las 21.00 horas. Una comedia de Richard Alfieri que está dirigida por Tamzin Townsend y que se convierte en un canto a la tolerancia.

El año 2009 se estrenará en el Teatro Lope de Vega con una comedia, Seis clases de baile en seis semanas, que presentaron ayer sus protagonistas, Lola Herrera y Juanjo Artero junto Jesús Cimarro, productor, y Antonio Álamo, el director del teatro.La pieza cuenta la historia de dos personajes solos y llenos de prejuicios, que a través del baile se encuentran. Se trata de la relación entre profesor de baile y alumna, dos personajes de edades diferentes y formas de ver la vida distintas, que hace que sus personalidades choquen.

"La soledad de dos personas aparentemente muy distintas con dos máscaras, cada una la suya, pero que bailando consiguen conectar y se conocen de verdad", explicó Juanjo Artero. Será a través del baile donde estos personajes "que siempre discuten, se quiten la máscara y surjan de verdad como son, y así se den cuenta que al final ambos son iguales y entablen una relación de amistad y naciendo el cariño", continuó explicando la actriz protagonista del montaje.

Pero sobre todo, este montaje, dirigido por Tamzin Townsend, "pretende ser una llamada a la tolerancia y transmite el mensaje de que no hay que prejuzgar a nadie", declaró Jesús Cimarro, productor de la pieza.

Ambos actores expresaron que llevaban tiempo deseando interpretar unos papeles como éstos, diferentes al registro dramático que suelen interpretar habitualmente en televisión y teatro. Lola Herrera destacó la buena relación con su compañero, con el que se siente "protegida" y "ayudada", aunque ha reconocido la dificultad de "interpretar y bailar a la vez".

Por su parte, Artero reconoció que para poder parecer un buen profesor de baile tuvo que acudir a clases de baile, de clásico, ya que tenía que hacerlo "perfecto".

Una de las claves por la que esta obra está teniendo tanto éxito "es que es un texto hábil que abarca temas comunes, que le tocan a todo el mundo", declaró Herrera. Sin embargo, para Artero es "el humor que tiene la obra que le da mucho ritmo y permite ver a los actores riendo y llorando a la vez".

De la puesta en escena, que no se ha querido desvelar, Cimarro explicó que "está muy cuidada, que se han inventado algunas cosas y que el autor de la obra ha quedado muy contento con la adaptación que se ha hecho".

Seis clases de baile en seis semanas permanecerá en cartel en Sevilla desde mañana hasta el próximo domingo dentro de una gira que esta recorriendo todo el país. La gira finalizará en junio del 2010 en Madrid.

  • 1