Economía

Londres pide un trato preferente en el A400M

El Reino Unido se man- tendrá como socio en el programa del avión europeo de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla, a cambio de un trato preferente en las condiciones de pago que tenga en cuenta la cantidad que Londres ha desembolsado ya para la construcción de los 25 aparatos encargados a EADS, según adelantó ayer el diario económico galo Les Echos.

el 16 sep 2009 / 06:00 h.

El Reino Unido se man- tendrá como socio en el programa del avión europeo de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla, a cambio de un trato preferente en las condiciones de pago que tenga en cuenta la cantidad que Londres ha desembolsado ya para la construcción de los 25 aparatos encargados a EADS, según adelantó ayer el diario económico galo Les Echos.

Así, a varios días de la reunión que mantendrán en Francia los ministros de Defensa de los siete países participantes en el proyecto -el Reino Unido, Francia, Alemania, España, Bélgica, Luxemburgo y Turquía- que tendrá lugar este viernes y pese a los tres años de retraso del programa, parece confirmarse que Londres permanecerá en el mismo.

El esquema para que no se descuelgue pasaría por un trato económico diferenciado al Reino Unido. El contrato inicial con el constructor aeronáutico preveía un primer pago del 36% tres años antes de la entrega del avión y el abono de un 40% en el momento de la entrega, con pagos intermedios para el resto.

Como la Royal Air Force es junto con las Fuerzas Armadas francesas de las primeras en recibir los aviones, Londres ha abonado ya a EADS buena parte del importe de los A400M y, si se beneficiara de una congelación de los pagos durante los tres próximos años, el Reino Unido podría comprar a Boeing dos aviones de transporte C-17 que sus Ejércitos necesitan con carácter urgente.

Un esquema similar podría aplicarse a Francia para facilitarle la adquisición de A330 y de aviones de transporte ligero de Airbus Military (antigua EADS-CASA) como el C295, que también se monta en Sevilla, como soluciones provisionales. La otra cara de la moneda es que el precio por unidad del A400M aumentará considerablemente debido a los retrasos. En el caso de los británicos, la cuestión es saber si mantendrán o no el encargo de los 25 aparatos o cancelarán algún pedido.

Por otro lado, el consorcio encargado de la fabricación del motor del avión, EPI, ha entregado a principios de este mes su programa de regulación (Fadec) y ya se ha instalado en el avión de prueba en Toulouse (Francia).

Los primeros ensayos parecen satisfactorios aunque habrá que esperar a finales de mes para certificar el proceso de desarrollo del que dependerá que el primer vuelo sea a finales de año o no.

  • 1