martes, 19 febrero 2019
00:48
, última actualización
Deportes

Lopera empieza a poner excusas para defenderse del fracaso

Los béticos que esperen que Manuel Ruiz de Lopera apueste por la autocrítica, reconozca sus errores y dé paso a un nuevo modelo de gestión ya pueden ir despertando de su sueño.

el 21 jun 2010 / 19:47 h.

Lopera gesticula en una de sus últimas apariciones.

El Betis descendió a Segunda el año pasado y consumó su no ascenso a Primera el pasado sábado, pero el máximo accionista no cambió entonces ni lo hará ahora.

Su discurso tras el adiós a la máxima categoría se basó en decir que el equipo tardaría en regresar lo que dura un parto y que además lo haría para pelear por los puestos europeos. Y su discurso tras comprobar que el parto será como mínimo un año más largo de lo habitual se basa en que él ha hecho todo lo posible por ascender y que era imposible hacer más.

La diferencia entre lo que ocurrió en 2009 y lo que está ocurriendo en 2010 es que Lopera, esta vez, ni siquiera ha dado la cara. Su mensaje llega ahora de forma indirecta, a través de los medios oficiales del club. En ellos dio el director de comunicación de la entidad los grandes argumentos a favor del hombre que manda en Heliópolis.

Que si se ha gastado equis millones de euros, que si dejó de ingresar tantos millones con tal de retener a Sergio García o Emana, que luego se gastó el dinero en Jonathan Pereira, que después volvió a gastarse más dinero en el cambio de entrenador, que al final ofreció entradas baratas para los abonados... Y que en todo este proceso, en este curso que finalmente acaba para el Betis con el chasco de continuar en Segunda, la oposición sólo le puso "piedras en el camino". La primera y casi única pata del banco de las excusas, como siempre, es la económica.

"Lopera se ha gastado esta temporada casi 44 millones de euros", empezó diciendo el portavoz oficioso del máximo accionista. Es decir, más de 7.000 millones de pesetas para no subir siquiera. Por el contrario, el Betis sólo ingresó 2,3 millones por televisión, fruto de su acuerdo con Mediapro cuando la temporada ya estaba en marcha.

Las cuentas podrían haber cuadrado si el club hubiese aceptado algunas de las ofertas que le llegaron por varios de sus principales futbolistas, pero no fue así. "Lopera dejó de ingresar 23 millones en verano por no vender a Sergio García, Emana, Arzu o Nelson. Prefirió hacer una plantilla competitiva a hacer caja", echó en cara el responsable de comunicación.

También recalcó el Betis la "buena reacción" de Lopera cuando estuvo más que comprobado que el equipo no iba a ninguna parte con Antonio Tapia. "Trajo a otro entrenador todavía mejor", resaltó. En cuanto a Jonathan Pereira, todo un clásico: "Y además fichó al jugador que le recomendó la dirección deportiva".

"Lopera ha hecho todo lo que ha estado en su mano. ¿Qué más puede hacer un dirigente? Por desgracia no tira las faltas ni defiende jugadas como la de Las Palmas que nos costó dos puntos", recordó el jefe de comunicación del Betis, que resumió que "ha habido muchos aciertos, como Pereira, Víctor Fernández o mantener a Sergio y Emana" y acabó dando un pequeño margen a la autocrítica. Pero muy pequeño. "Aun siendo responsable, Lopera no puede ser el culpable de todo. Nos tenemos que mirar todos, en el club y en la oposición. El entorno para nada ha sido favorable", sentenció.

  • 1