miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Deportes

Lopera niega que diese una visión "apocalíptica" del futuro del Betis sin él

Un día después de declarar ante la jueza Lopera critica a los querellantes por difundir una idea "maliciosa" de lo que ocurrió en el juzgado.

el 15 jul 2010 / 12:05 h.

Manuel Ruiz de Lopera acaba de emitir un comunicado a través de la página web del ex director de comunicación del Betis, Iván Larriba (www.ivanlarriba.com), en la que da su versión de lo ocurrido ayer en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, niega que diese una visión "apocalíptica" de lo que le esperaba al Betis sin él ni sus empresas y recuerda que su declaración "no fue un juicio ni nada parecido".

El comunicado dice lo siguiente:

D. Manuel Ruiz de Lopera y Ávalos,  a las vistas de los errores e inexactitudes observadas en  las informaciones  referidas  a su comparecencia el día de ayer a presencia judicial en calidad de imputado, quiere hacer públicas las siguientes aclaraciones:

1. Don Manuel Ruiz de Lopera y Ávalos prestó declaración en el día de ayer en calidad de imputado ante la Juez de Instrucción num. 6 de Sevilla. Dicha declaración no ha sido un juicio, ni nada parecido, como se ha difundido maliciosamente, sino la primera vez que el juez  de instrucción le cita para oírle. Esa primera citación, que normalmente se produce días después de la denuncia, en este caso, ha tenido lugar dos años y medio más tarde. En este acto se determinan por el juzgado unos hechos, no porque se tengan ya como probados, sino porque son los que se va a comprobar  si son ciertos, a lo largo de la investigación.

2. Don Manuel Ruiz de Lopera y Ávalos  ya agradeció personalmente a la jueza su trabajo riguroso, su esfuerzo y su trato exquisito, y quiere ahora hacerlo públicamente. Es rotundamente falsa y debe desmentirse expresamente la información (atribuida en los medios al letrado de la Liga de Juristas Béticos, Sr. Cuéllar), según la cual el Sr. Ruiz de Lopera habría hecho una valoración apocalíptica de la situación del club; lo único que realmente dijo es que puede ser que le echen de menos. Así mismo es igualmente falso y debe desmentirse otra información, de idéntica fuente, según la cual el Sr. Ruiz de Lopera habría estado nervioso o incluso habría faltado al respeto a la juez, diciéndole que "era de la oposición". Muy al contrario, toda la declaración, que duró seis horas, discurrió en términos de cordialidad y respeto, salvadas algunas discrepancias jurídicas, en los momentos iniciales, puestas de manifiesto por su letrado.

3. Los hechos que le imputaron en el día de ayer se refieren a los años 1992 a 1998, es decir hace doce años. Se basan exclusivamente en una parte de un informe pericial en elaboración, que no ha sido ratificado aún a presencia judicial, y que incurre en graves incorrecciones en el análisis de los hechos, como se ha puesto de manifiesto detalladamente al juzgado en dos escritos de alegaciones y, resumidamente a la opinión pública, en nota de prensa del pasado 27 de mayo 2010.

4. Respecto a las medidas cautelares, debe saber la opinión pública:

- Que ninguna  de las asociaciones solicitantes ofreció la necesaria caución para responder de los graves daños que la medida de intervención que solicitaron podría ocasionar, poniéndose de manifiesto que carecen de respaldo patrimonial para responder de los daños y perjuicios que su actuación procesal puede ocasionar.

- Que el Ministerio Fiscal se opuso a que se tomara ninguna medida por entender que se habían imputado hechos de "dudosa tipicidad" y en su criterio "probablemente prescritos", debiendo esperar a la presentación de la pericial completa, por cuanto que a la vista de los documentos que se han aportado recientemente, podría ser que se determinara finalmente que no se han producido perjuicios. Resaltando también que en ningún momento ha dejado el Sr. Ruiz de Lopera de ponerse a disposición del juzgado tanto en su persona como con su patrimonio, desde que hace dos años y medio  se inicio esta causa.

Por tanto no hay ningún fundamento para adoptar medida cautelar alguna y quien la solicite deberá hacer frente a los perjuicios que ocasione.

5. Don Manuel Ruiz de Lopera y Ávalos lamenta y denuncia que persistan en su actitud quienes de manera intencionada confunden a los periodistas y, a través de estos,  a toda la opinión pública, con la intención de procurar su desprestigio, y anuncia la utilización de todos los medios a su alcance para resarcirse de los graves daños morales que desde hace más de dos años le vienen ocasionando de ese modo.

6. Finalmente, Don Manuel Ruiz de Lopera y Ávalos reitera su absoluta confianza en el riguroso esfuerzo que están realizando tanto el Juzgado como la Fiscalía para aclarar todos los hechos y espera que pueda quedar a la mayor brevedad acreditado que toda su actuación durante dieciocho años se ha dirigido a defender de la mejor manera posible los intereses de la entidad por la que siente un profundo y antiguo afecto y que ha tenido el honor de dirigir.

Sevilla, 15 de julio de 2.010

 


  • 1