Local

López aspira a erradicar de las calles de Euskadi la 'propaganda' de ETA

Tras cien días como lehendakari, Patxi López aprovechó el balance de gobierno para arrimar su complicidad a los vascos: "Vamos defender los espacios públicos para los demócratas e impedir la propaganda y la violencia en nuestras calles", dijo, mientras fuera la Justicia inició el cerco a la publicidad etarra y las protestas de la izquierda abertzale.

el 16 sep 2009 / 07:12 h.

TAGS:

Tras cien días como lehendakari, Patxi López aprovechó el balance de gobierno para arrimar su complicidad a los vascos: "Vamos defender los espacios públicos para los demócratas e impedir la propaganda y la violencia en nuestras calles", dijo, mientras fuera la Justicia inició el cerco a la publicidad etarra y las protestas de la izquierda abertzale.

En todas las ciudades y pueblos de Euskadi hay espacios privados -bares, tabernas, restaurantes y salas de juego, sobre todo- donde pueden verse carteles con rostros de terroristas de ETA que se encuentran presos. Junto a sus fotos suele haber un lema de solidaridad en euskera y un bote de recaudación para los familiares de estos etarras, porque muchos de ellos están encarcelados en otras provincias. Pero además, en algunos pueblos y ciudades de Euskadi, esos carteles cuelgan de la fachada del consistorio, están en las calles, en las plazas, en edificios públicos... de forma que no es extraño que el hijo de un Guardia Civil asesinado por ETA se cruce todos los días con el rostro del hombre que mató a su padre.

Ésa es la sensación insana y dolorosa a la que ayer apeló el socialista Patxi López, en un breve discurso de 35 minutos donde debía haber hecho balance sobre sus primeros cien días de gobierno. Coincidió que las calles de Euskadi están especialmente alteradas estos días, porque los jueces, por un lado, y el Gobierno interior vasco de López, por otro, han ordenado evitar las protestas de la izquierda abertzale de apoyo a los presos etarras en las fiestas de determinados municipios vascos y de Navarra. Se han prohibido actos de homenaje y una concentración, ayer, en San Sebastián, y otra prevista en Bilbao. Y se ha exigido la retirada de los carteles con mensajes de ETA de los espacios públicos. "La Ertzaintza no va a bajar la guardia ni un solo día", dijo López, "ahora se es muy beligerante en defender los espacios públicos para los demócratas e impedir que haya publicidad, propaganda y proselitismo del terror y de la violencia en nuestras calles, en nuestras plazas, en nuestros pueblos y en las fiestas".

Después de tres meses en el Gobierno vasco, López cree que el mundo de la izquierda abertzale radical tiene menor capacidad de reacción y menor respaldo social "de su historia". En una comparecencia pública celebrada en los Jardines de Ajuria Enea, López recordó que su Ejecutivo ha puesto por primera vez "a profesionales del cuerpo a dirigir la Ertzaintza, un cuerpo éste al que vamos a dotar de medios suficientes para que pueda llevar a cabo la lucha contra ETA de la manera más eficaz posible", y dijo estar seguro de que los terroristas habían puesto a su Gobierno en el punto de mira, recordando que en los últimos tres meses la banda ha matado a tres personas: Eduardo Puelles, Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva.

Por la tarde, el lehendakari contestó a medio centenar de internautas a través del foro social Twitter, que ya utilizó durante la campaña electoral. López aseguró que el Gobierno de coalición de los socialistas vascos con el PP es "sólido" y durará "hasta el final de la legislatura", a pesar de los encontronazos que han aireado los populares en las últimas dos semanas.

  • 1