Local

López Garrido insiste en renovar la agenda transatlántica

El secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido, ha insistido en la necesidad de renovar la agenda transatlántica para hacer frente a desafíos mútuos y garantizar la paz en un mundo globalizado.

el 15 sep 2009 / 09:20 h.

TAGS:

El secretario de Estado español para la Unión Europea, Diego López Garrido, insistió el lunes en la necesidad de renovar la agenda transatlántica para hacer frente a desafíos comunes y garantizar la paz en un nuevo mundo globalizado.

"Necesitamos una alianza estratégica entre la UE y EEUU", señaló López Garrido durante un almuerzo informativo en Washington, donde permanecerá hasta el miércoles en el marco de una visita oficial que incluye reuniones con funcionarios del Gobierno y asesores de los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain.

Apuntó que el primer semestre de 2010, cuando España ocupará la presidencia de turno de la UE, se presenta como el momento idóneo para estrechar los citados lazos transatlánticos.

Dijo que para entonces se habrá renovado el liderazgo en la Casa Blanca -el nuevo presidente estadounidense asumirá el poder a principios de 2009- y habrá habido elecciones al Parlamento Europeo y una nueva Comisión Europea.

Además, se celebrará la cumbre bilateral entre la UE y EEUU que acogerá España y en la que el nuevo presidente estadounidense tendrá la primera oportunidad de reunirse con todos los líderes del Viejo Continente.

La importancia estratégica de la presidencia europea centró, según explicó López Garrido a Efe, el encuentro que mantuvo el lunes con el subsecretario de estado estadounidense para Asuntos Europeos, Daniel Fried.

El alto funcionario español transmitió a Fried la necesidad de que la nueva agenda transatlántica gire en torno a cuatro pilares.

El primero de ellos sería la búsqueda de soluciones globales a problemas globales como el cambio climático, seguido de un acuerdo global comercial, el cumplimiento de los Objetivos del Milenio de la ONU y la prevención de futuras crisis mundiales financieras, energéticas y alimenticias.

López Garrido reconoció que existen diferencias entre Washington y Bruselas en temas como el Protocolo de Kioto, pero destacó que a los dos socios les unen valores compartidos, como la defensa de la democracia y los derechos humanos.

Recordó, además, que Estados Unidos y Europa representan el 60 por ciento de la economía global.

Con esos datos como telón de fondo, hizo hincapié en la necesidad de alcanzar "un nuevo consenso, una nueva agenda transatlántica en los próximos años.

Mencionó, en ese sentido, que ningún país puede afrontar por sí solo desafíos como el terrorismo internacional y el cambio climático.

López Garrido mencionó que entre los objetivos españoles para la presidencia de la Unión Europea figuran también la defensa de una agenda social europea, la igualdad de género, el impulsar la participación ciudadana, una política de inmigración común y la lucha contra el cambio climático, entre otros.

  • 1