Local

López rechaza la oferta del PNV de un 'gran pacto' por la estabilidad

No hubo acuerdo. El PNV ofreció ayer al PSE-EE un pacto de estabilidad en las instituciones vascas con "correspondencia" en otras instituciones, incluso del Estado, pero los socialistas dijeron que su objetivo será liderar "el gobierno de cambio que los ciudadanos han avalado en las urnas".

el 15 sep 2009 / 23:36 h.

TAGS:

No hubo acuerdo. El PNV ofreció ayer al PSE-EE un pacto de estabilidad en las instituciones vascas con "correspondencia" en otras instituciones, incluso del Estado, pero los socialistas dijeron que su objetivo será liderar "el gobierno de cambio que los ciudadanos han avalado en las urnas".

Delegaciones de ambas formaciones se reunieron en la mañana de ayer en la sede del PNV, en una cita con la que este partido comenzó su ronda de contactos con las formaciones que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones del 1 de marzo, para tratar de recabar apoyos para la investidura como lehendakari del candidato nacionalista, Juan José Ibarretxe.

El propio Ibarretxe, junto al presidente del partido Íñigo Urkullu, y de las ejecutivas de los tres territorios, Joseba Egibar (Guipúzcoa), Iñaki Gerenabarrena (Álava) y Andoni Ortuzar (Vizcaya), conversaron durante 40 minutos con el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren; el secretario de Organización, Rodolfo Ares, y los secretarios generales de Guipúzcoa y Álava, Iñaki Arriola y Txarli Prieto, respectivamente. Al término del encuentro, Urkullu explicó que su partido ofreció al PSE "un acuerdo que de estabilidad institucional no sólo a Euskadi, sino que también tenga su correspondencia en la estabilidad de otras instituciones, incluso del Estado".

Así, el PNV propuso al PSE iniciar un "proceso de negociación y diálogo" para llegar a un "gran acuerdo", pero, según Urkullu, la "preocupación" de los socialistas está "en la Lehendakaritza, y a partir de ahí ya se verá".

Recalcó que el acuerdo presentado al PSE "va más allá de la elección de lehendakari en un día determinado de 2009", ya que ofrece estabilidad para "los próximos cuatro años", y especificó que el PNV "ha ofrecido completarlo con las fórmulas necesarias, bien en un Gobierno de coalición o en un pacto de legislatura".

Antes del encuentro, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, ya había vaticinado que iba a ser "muy difícil" que sirviera para algo" y defendió la necesidad de un cambio "de verdad" que requeriría "también un cambio de liderazgo".

Después de escuchar el ofrecimiento del PNV, el PSE expresó en una nota de prensa la necesidad de "abrir un nuevo tiempo, con un nuevo liderazgo, para unir al país, respetar su pluralidad y hacer las cosas de otra manera". Según el PSE, un lehendakari socialista será "la única garantía" para "avanzar con seguridad en políticas de diálogo y acuerdos que unan al país, y para abrir un nuevo tiempo en la política vasca".

Por tanto, "después de conocer la propuesta del PNV, el PSE-EE mantiene su propósito de hablar con todas las fuerzas políticas para recabar los apoyos que permitan constituir el gobierno de cambio que los ciudadanos han avalado en las urnas, con un liderazgo renovado, nuevas ideas y nuevas personas", concluyó.

Por su parte, el secretario general del grupo parlamentario socialista al Congreso, Ramón Jáuregui, señaló ayer que un gobierno de coalición entre PSE y PNV sería una "anomalía democrática", y afirmó que el PSE no puede dar apoyo al partido de Juan José Ibarretxe porque "no comparten su política". En declaraciones a TV3 recogidas por la agencia Efe, Jáuregui reconoció que el vencedor de las elecciones ha sido el PNV, sin embargo cree que "es perfectamente democrático que el PSE intente formar gobierno".

Por otra parte, el presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, dijo a los socialistas que ellos no han ganado las elecciones, sino que ha sido "la fórmula PSE-PP" la que ha sumado más que los nacionalistas porque los ciudadanos "han votado cambio". De momento los partidos vascos seguirán manteniendo reuniones para intentar formar lo antes posible un gobierno.

  • 1