Local

López reivindica el Estatuto como "garantía de nuestro derecho a decidir"

La celebración del 30 aniversario del Estatuto de Autonomía reúne en Vitoria a numerosos dirigentes políticos e institucionales.

el 25 oct 2009 / 17:52 h.

TAGS:

El lehendakari, Patxi López, reivindicó hoy la vigencia del  Estatuto de Autonomía de Gernika "como marco de convivencia de una  Euskadi en la que quepamos todos" y como instrumento "que garantiza  nuestro derecho a decidir".  

López aseguró no pretender "una defensa numantina de un texto  concreto", sino que defendió el espíritu del Estatuto como "forma de  entender la convivencia entre ciudadanos diferentes con derechos  iguales".

El lehendakari presidió hoy la conmemoración del 30 aniversario  del Estatuto de Autonomía de Gernika, que se celebró en la sede de la  Presidencia del Gobierno vasco, en Vitoria, y que contó con la  presencia de representantes de las principales instituciones y  partidos del País Vasco, así como con una representación de  ciudadanos elegidos por sorteo

El acto, que en un principio iba a celebrarse en los jardines de  Ajuria Enea, se desarrolló finalmente en el interior del edificio de  la Presidencia del Ejecutivo debido al mal tiempo. Entre las  personalidades que asistieron a la celebración se encuentran el ex  responsable del PNV y actual presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, y  el presidente de la BBK, Mario Fernández.

También estuvieron presentes el presidente del Senado, Javier  Rojo; la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga; el  delegado del Gobierno central en Euskadi, Mikel Cabieces; el  presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Fernando  Ruiz Piñeiro; el Defensor del Pueblo en Euskadi (Ararteko), Iñigo  Lamarca, y el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti.

En la ceremonia, denominada 'Día de Euskadi', se entregaron las  distinciones 'Lan onari' ('Al buen trabajo') al periodista Iñaki  Gabilondo, el político Juan Mari Bandrés, que no pudo recoger el  reconocimiento personalmente, al presidente del grupo Mondragón, José  María Aldekoa, y a la montañera Edurne Pasaban. También se entregó la  distinción 'Lagún onari' ('Al buen amigo') a México, por su relación  con la sociedad vasca.

"UN SUEÑO"

En su intervención, el lehendakari subrayó que el Estatuto "no es  sólo un texto", sino que supone "la puerta de entrada para hacer  posible la convivencia" en Euskadi. "Hace 30 años, los vascos  alcanzamos un sueño largamente esperado por los demócratas durante la  larga noche de la dictadura. Soñábamos y luchábamos por la libertad,  la democracia y el autogobierno; y juntos, porque son términos que se  complementan y van unidos para nosotros, llegaron de la mano del  Estatuto", destacó.

Por ese motivo, el 30 aniversario de este texto debe ser "un día  para celebrarlo y para reafirmar su vigencia y valor como marco de  convivencia democrática, porque define a una Euskadi en la que  cabemos todos". El Estatuto, según indicó, "respeta la pluralidad sin  discriminaciones ni divisiones ficticias".  

De esa forma, indicó que "es el Estatuto lo que constituye a  Euskadi como comunidad política, dotándonos de una capacidad de  autogobierno tal que nos permite, desde nuestras propias  instituciones, decidir sobre los asuntos que afectan a prácticamente  todos los ámbitos de nuestra vida social, económica, política y  cultural".

VICTIMAS

Tras subrayar que "es el Estatuto el instrumento que garantiza  nuestro derecho a decidir", explicó que por ese motivo le "gustaría"  que "este fuera un día de reencuentro democrático entre vascos, un  día para poner en valor lo que hemos ido construyendo juntos a lo  largo de estos 30 años".  

Además, destacó que el de hoy debe ser también "un día de recuerdo  a las víctimas del terrorismo", de las que recordó que "han sido  asesinadas por defender los valores democráticos que contiene este  Estatuto". En esta línea, expresó su esperanza de que "más pronto que  tarde" pueda lograrse el final del terrorismo.

"Es verdad que los vascos somos diferentes; pero no diferentes a  otras sociedades, somos diferentes entre nosotros", indicó, para  añadir a continuación que "cada vasco piensa de una manera y tiene  una forma diferente de entender la identidad", algo que, según dijo,  "forma parte de nuestra riqueza como sociedad".

El lehendakari consideró que "nadie debiera querer imponer ideas o  identidades para uniformar al país". Por el contrario, defendió la  necesidad de "compartir una fórmula política que acepte, respete y  entienda las diferentes identidades". A su juicio, "eso es en el  fondo el Estatuto, un pacto entre vascos diferentes que deciden vivir  juntos, respetando las diferencias y resolviendo los problemas".

"DESLEGITIMACION DE ETA"

López subrayó la necesidad de lograr una Euskadi "con más libertad  y más democracia", en la que "ningún vasco sea amenazado por sus  opiniones políticas y pueda elegir su futuro y su propia identidad  sin tener que pagar un precio por ello". Para ello, apostó por  utilizar las potencialidades del Estatuto para "deslegitimar el  terrorismo y ampliar consensos que permitan seguir avanzando" a la  sociedad hacia un escenario de "ampliación de derechos y  libertades".

"No pretendo una defensa numantina de un texto concreto, no hay en  política textos sagrados intocables; sino que quiero defender lo que  supone esa forma de entender la convivencia entre ciudadanos  diferentes con derechos iguales", manifestó, en referencia a su  opinión respecto al Estatuto.

  • 1