Local

Los 13 parkings paralizados no se acabarán al menos hasta 2012

El Consistorio rescata la concesión y adjudicará otra vez las obras este mismo año. La empresa perderá los avales presentados, mientras se garantizan las cantidades adelantadas a cuenta por los usuarios.

el 23 ago 2010 / 12:13 h.

TAGS:

Se veía venir y al final ha ocurrido: Azagra, la empresa adjudicataria de 13 aparcamientos repartidos por cinco distritos de la ciudad, no puede hacer frente a su construcción por problemas de financiación, por lo que el Ayuntamiento ha decidido cortar por lo sano, retirarle la concesión y convocar un nuevo concurso para adjudicarlos de nuevo. El paso dado al frente por el Gobierno es tardío, porque en los proyectos casi no se ha trabajado desde que en teoría se solucionó el problema hace un año, e intenta acelerar ahora la creación de más de 4.100 plazas que en 2004 se anunciaron que estarían para 2007. Ahora, como pronto, no estarán hasta 2012.

El rescate de la concesión implica además que el Ayuntamiento se queda con las fianzas que ya había depositado Azagra para garantizar la terminación de tres aparcamientos: Rafael Salgado (que es el más grande de todos, en Bami), Jardines del Valle y Cueva de la Pileta. Estos avales en teoría deberían cubrir el total del coste de construcción.

El delegado de Movilidad, Francisco Fernández, justificó ayer la decisión municipal en los “incumplimientos reiterados” de Azagra y en su “falta de respuesta” ante las reclamaciones del Consistorio. “La empresa no ha estado a la altura de la implicación del Ayuntamiento”, según Fernández, que critica la “pasividad y falta de compromiso” de la firma para encontrar una solución.

“En defensa de los intereses de los vecinos, se ha tomado una iniciativa que no es habitual y que garantiza que se puede desbloquear” la construcción de unos aparcamientos que se han convertido en un auténtico vía crucis para el Gobierno local, con el consiguiente riesgo de que el tema se le fuese aún más de las manos cuando enfilamos un año electoral. Y es que la indignación tras tantos años de espera es más que evidente entre unos vecinos que, además, hace años entregaron 1.000 euros como reserva para su plaza, además de en algunos casos llegar a pagar cuotas mensuales. Ahora, al iniciarse un nuevo proceso, todo el que quiera recuperar su dinero podrá hacerlo o mantener la reserva que había hecho.
Sea como sea, Fernández señaló ayer que el Ayuntamiento “se hace cargo” de estas cantidades adelantadas y que las garantiza.

Otra cuestión son los plazos. El Consistorio confía en adjudicar los proyectos a “empresas más solventes” antes de que acabe el año, incluso no descarta que en algún caso (sobre todo los dos que ya estaban en marcha, Bami y Jardines del Valle) las obras se inicien todavía este año, lo que ya se antoja más complicado. Si tenemos en cuenta que el plazo máximo de ejecución es en teoría de 18 meses, lo que es evidente es que la mayoría de estos estacionamientos no se podrán abrir hasta 2012... como mínimo.

Ésta va a ser la tercera vez que el Gobierno local intente sacar adelante estos 13 aparcamientos, que se anunciaron en 2004 con el compromiso de inaugurarlos durante el anterior mandato municipal, que expiró en 2007. Tras muchas dilaciones, al final se le adjudicaron a Equipark (firma dependiente de Azagra) en agosto de precisamente 2007, aunque problemas de liquidez impidieron a la empresa acometer los trabajos. Tras una serie de denuncias vecinales en cascada criticando que los proyectos estaban bloqueados, el Ayuntamiento amagó con retirar la concesión en mayo de 2009.

Ante este ultimátum, la empresa presentó nuevos avales tras ser absorbida por un grupo valenciano, lo que le sirvió para lograr una nueva oportunidad que, finalmente, no ha llegado a buen puerto. Ahora el Consistorio no descarta que incluso Emvisesa asuma las obras o al menos algunas de ellas, en un intento de acelerar los plazos.

  • 1