Local

Los 210 pisos de Regiones Devastadas, a examen

Urbanismo empezará la próxima semana a inspeccionar los 210 pisos de Regiones Devastadas para determinar si es necesario, por motivos de seguridad, algún realojo. Es el paso previo para la demolición y reconstrucción de la barriada, que cambiará hasta de nombre.

el 15 sep 2009 / 23:32 h.

TAGS:

Urbanismo empezará la próxima semana a inspeccionar los 210 pisos de Regiones Devastadas para determinar si es necesario, por motivos de seguridad, algún realojo. Es el paso previo para la demolición y reconstrucción de la barriada, que cambiará hasta de nombre.

Los vecinos de esta zona que comprende parte de los barrios de Amate, Rochelambert y Los Pajaritos recibieron el miércoles la visita del delegado de Movilidad, Francisco Fernández, quien les informó de que la semana que viene empezarán las inspecciones de los pisos. Si se detectan riesgos para las familias, serán realojados, por eso Urbanismo y Emvisesa trabajan ya para buscar viviendas transitorias.

Antes de que finalice marzo, los equipos de mediación ya estarán recopilando toda la información sobre los bloques para determinar cuántos pisos serán necesarios para realojar a los vecinos cuyos bloques serán demolidos. Tres meses después ya estará el primer informe y a final de año se convocarán los primeros concursos para la construcción de los pisos transitorios en la plaza de las Teresas. Las obras, pues, podrían empezar en 2010. Cuando estén listas se demolerán los bloques viejos.

Mientras tanto, los vecinos tendrán que seguir lidiando con el albero de los patios los días de lluvia, con la falta de sombra y con las grietas y socavones. Para paliarlo, se realizan trabajos de desbrozado y limpieza de zonas comunes, en unos días se podarán árboles y se eliminarán los que estén en mal estado. Además, Emasesa está desatascando los pozos y arreglando imbornales. Para evitar el actual barrizal, se colocará una capa de albero y cal en los patios, redes de evacuación de aguas residuales y se adecentará la calle Eduardo Torres.

Así lo explicó el delegado de Movilidad, que también apuntó que Regiones Devastadas cambiará de nombre cuando se construyan los nuevos edificios. Lo elegirán los sufridos vecinos. El proyecto costará casi 40 millones de euros, de los cuales el 30% lo pagará el Estado (dueño de las viviendas). Está por ver cuánto pagarán los residentes, con rentas muy bajas, por sus nuevos pisos.

  • 1