Local

Los abogados alertan de que los clientes de las prostitutas son cada vez más jóvenes

El turno de oficio especializado de Sevilla avisa sobre la tendencia de los adolescentes a terminar las fiestas en clubes de alterne.

el 22 sep 2012 / 19:34 h.

TAGS:

El consejero y un grupo de abogados especializados.

El quizá mal llamado oficio más antiguo del mundo, la prostitución, experimenta en Sevilla un repunte en su aceptación social que preocupa a los expertos en erradicar la explotación sexual.

Esta tendencia la han detectado los abogados del turno de oficio especializado contra la trata de seres humanos y otras formas de explotación sexual, que ayer presentaron un informe al consejero de Justicia, Emilio de Llera, en la sede del Colegio de Abogados de Sevilla.

El informe se basa en la información que ofrecen las prostitutas atendidas en los nueve procesos elevados a los juzgados de la ciudad y su provincia entre enero y septiembre de 2012 (y que fueron cuatro en todo 2011). Se presentó ayer porque hoy se celebra el Día Internacional contra la Prostitución.

La letrada Amparo Díaz Ramos explica que así han conocido que los adolescentes varones comienzan a ver "normal" poner en los clubes de alterne el broche de oro las noches de excesos por las que pasarán antes de hacerse hombres. Pese a que el siglo XXI no es una época de tapujos como 50 años atrás, ya hay menores de edad "que eligen a una profesional del sexo para su primera experiencia".

Las prostitutas que se deciden a hablar dibujan cómo evoluciona un mundo "que no queremos ver, pero en el que pueden estar nuestras vecinas o incluso nuestras hijas, captadas a través de internet", relató el consejero de Justicia, Emilio Llera.

Además del aumento de redadas en los clubes de alterne (cinco en lo que va de año frente a las cuatro del año anterior), las profesionales del sexo comienzan a confiar en el turno de oficio, instaurado hace dos años, pero solo son los primeros pasos: Díaz puso ayer el ejemplo de una tanda de 86 mujeres que les consultaron. Sólo una interpuso una denuncia, lo que achaca al "miedo" y a que durante demasiado tiempo ni la justicia ni la sociedad castigaban al explotador ni reinsertaban a la prostituta. De hecho, ninguno de los procesos iniciados en 2012 ha terminado de momento en condena para el proxeneta, recordó.

La información que recaban estos letrados de oficio descarta que mujeres españolas estén cayendo en las mismas redes de explotación que sus compañeras de infortunio rumanas o brasileñas (las dos nacionalidades con más presencia en el sexo de pago), aunque aparecen ya casos de prostitución forzada entre españolas por vía de familiares "destructivos".

Sí que han obtenido testimonios de prostitutas que han ejercido antes en Francia y Alemania de que en burdeles de esos países hay menores de edad de "origen español", si bien nadie ha acudido a contrastar la veracidad del relato.

Precisamente una de las reclamaciones que estos abogados hacen a la Policía Nacional y la Guardia Civil es una investigación más profunda de las redes criminales. También piden que estos casos no se aborden sólo desde el enfoque de la Ley de Extranjería, porque el colectivo más numerosos, las rumanas, son ciudadanas de la UE desde 2007.

¿Y qué pasa con las mujeres que se atreven a denunciar? De momento, pasan del prostíbulo a las casas de acogida, como cualquier mujer maltratada. Pero a partir de ahí hay "deficiencias y falta de instituciones especializadas", expone Díaz. Muchachas captadas antes de los 18 años en Brasil y liberadas tras una redada años después y con hijos tienen muy difícil rehacer su vida con un trabajo normal, pese a que las ONG, las entidades religiosas, la policía y los abogados están aprendiendo a coordinarse y la red de protección social ha mejorado "mucho".

Este turno de oficio de Sevilla es un servicio pionero en España y ofrece gratis asistencia jurídica especializada a estas víctimas. Lo componen 130 abogados.

  • 1