Local

Los acreedores de Contsa se rebelan contra el juez

Amenazan con presentar 1.700 demandas individuales si no resuelve el convenio voluntario.

el 03 sep 2011 / 20:28 h.

TAGS:

El que fuera presidente de la inmobiliaria Contsa, José Salas Burzón, en una imagen del pasado verano.

Los acreedores del grupo Contsa Corporación Empresarial -compañía sevillana declarada en concurso de acreedores- han amenazado con presentar demandas individuales contra el Juzgado de lo Mercantil y los administradores concursales si el juez no resuelve la propuesta de convenio voluntario presentado por un grupo de acreedores ordinarios en septiembre de 2009, según indicaron a Europa Press fuentes de la Unión de Acreedores de Contsa SA, sociedad creada por este colectivo para gestionar el convenio.

Las mismas fuentes indicaron que esperan que durante la próxima semana el juez se pronuncie sobre esta cuestión, ya que "de lo contrario, esta próxima semana todos y cada uno de los 1.700 acreedores presentaremos demandas individuales de responsabilidad, contra el juzgado y contra los administradores concursales", toda vez que "el juez del Juzgado número 1 de lo Mercantil sigue sin pronunciarse, a pesar de que el pasado 13 de julio venció el plazo para que el juez se pronunciara sobre la admisión a trámite o no de nuestra propuesta de convenio".

"La situación es cada vez más compleja y el juez no se pronuncia, a pesar de que hemos hecho todo lo que nos ha ido pidiendo, pero ha pasado un mes desde que cumplió el plazo y las únicas providencias y únicos pronunciamientos que efectúa el juez son las fechas para acometer ejecuciones hipotecarias y embargos sobre los bienes de Contsa", se lamentaron los acreedores, quienes criticaron que "sólo emite fechas para esos embargos pero no cumple con la obligación de resolver en tiempo y plazo sobre nuestra propuesta".
En ese sentido, advirtieron de que, "como sigan dictando ejecuciones hipotecarias, nuestro convenio no tendrá viabilidad porque no habrá bienes al haber salido a subasta".

"Parece que el juez quiere proteger a los administradores, pero nadie protege a los acreedores ni a sus intereses", agregó este colectivo, que consideró que "el único que está imposibilitando que el convenio tenga viabilidad es el juez".

Por ello, tras criticar la "paralización importante de la tramitación de nuestra propuesta de convenio", reiteraron que la próxima semana, si no hay un pronunciamiento judicial, cada acreedor presentará una demanda individual de responsabilidad social contra los administradores y el juzgado.

"No pedimos ningún trato de favor, necesitamos un pronunciamiento inmediato del juzgado, esta parálisis no tiene justificación, cuando se han acreditado y adherido al convenio la mayoría de acreedores, frente a lo cual el juez lleva sin pronunciarse desde junio y sólo se mueve para dictar fechas para la subasta de bienes, alguna de ellas para la segunda quincena de septiembre", se quejaron los acreedores, quienes apuntaron que la semana próxima iniciarán acciones contra los administradores concursales y contra el juzgado, pues "es una auténtica vergüenza".

Las fuentes agregaron además que tienen conocimiento de que el juez de lo Mercantil ha dictado una providencia suspendiendo y paralizando cautelarmente la admisión a trámite de la denuncia de José Salas, propietario de Contsa, contra los administradores concursales.

Y es que el pasado junio, el dueño de la inmobiliaria, José Salas Burzón, presentó una demanda de responsabilidad contra los tres administradores concursales, a los que acusa de querer llevar la empresa a la liquidación, de dilapidar el patrimonio de la entidad y de enriquecerse con su actividad al frente de la misma.

Ya a mediados del verano los acreedores del grupo Contsa Corporación Empresarial remitieron un escrito al titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla donde pedían que "se resuelva urgentemente" el convenio voluntario presentado por un grupo de acreedores ordinarios en septiembre de 2009.

Así, recordaron que este caso "afecta a miles de familias", por lo que consideraron que el juez "no está poniendo ni la diligencia ni el interés que el caso requiere" y destacaron que "el convenio no presenta ningún error formal".

  • 1