Deportes

Lopera y Oliver, culpables de llevar al Betis a concurso, según los administradores

Lopera puede verse condenado a pagar 20 millones de euros y Oliver 4,6 por este proceso, distinto al penal.

el 10 abr 2013 / 13:03 h.

Francisco Tato, Antonio Jesús González y Gerardo Narbona. Francisco Tato, Antonio Jesús González y Gerardo Narbona. El concurso de acreedores del Betis ha sido calificado como “doloso o culpable por los administradores concursales”, después de un concienzudo análisis de las causas que llevaron al Betis a presentarlo por no poder hacer frente a los más de 66 millones de euros de deuda acumulada, el legado que dejó Lopera cuando trató de quitarse de enmedio vendiendo sus acciones a Luis Oliver. Los administradores concursales, Francisco Tato, Antonio González y Gerardo Narbona, consideran en su escrito, que ayer entregaron personalmente en el juzgado, que tanto Lopera como Oliver, así como otra serie de ex consejeros, no obraron con la diligencia debida en los dos años previos a la declaración del concurso, abocando al Betis a una situación de insolvencia por la que ahora pueden verse expuestos a abonar millonarias indemnizaciones y a una prolongada inhabilitación. Ahora el fiscal dispone de un plazo de diez días para valorar el informe de los concursales y corroborarlo o mostrar su disconformidad, tras lo que el juez informará al deudor (el Betis) y abrirá un periodo de alegaciones, previo al dictamen de su sentencia, que puede demorarse unos meses. El dictamen del juzgado de lo Mercantil es recurrible ante la Audiencia, así que puede que no haya una sentencia firme sobre el caso antes de un año, al menos. Un grupo de accionistas béticos, personados en la causa, ya solicitó al Juzgado de lo Mercantil que el concurso fuera declarado culpable y presentaron un amplísimo escrito  de alegaciones (129 páginas) en el que reclamaban 20 millones de euros de indemnización a Manuel Ruiz de Lopera y 4,6 millones a Luis Oliver por las irregularidades cometidas en los dos años previos a la declaración del mismo, así como penas de inhabilitación para otra serie de consejeros. Gastos que cuadruplicaban los ingresos, comisiones desproporcionadas, pagos por servicios que no fueron prestados, renovaciones de jugadores injustificadas, gastos desorbitados por alojamiento y manutención, recargos tributarios por no atender al pago de impuestos, gastos abonados con anterioridad a su vencimiento, prestación de garantías a favor de personas jurídicas vinculadas a Manuel Ruiz de Lopera, inexactitudes graves en la valoración de la lista de acreedores y los bienes de la sociedad... Estos son algunos de los capítulos del informe de alegaciones  presentado a comienzos de año por el citado grupo de accionistas béticos en el que se solicitaba que el concurso de acreedores del Betis fuera calificado culpable por parte de los administradores concursales y el Ministerio Fiscal. Los primeros ya lo han hecho. Otro frente para Lopera.  

  • 1