Local

Los afectados por el ERE de Roca acuerdan "acciones" sorpresa y advierten de que "no vamos a morir aquí"

Los 14 empleados de Cerámicas Bellavista afectados por el nuevo expediente se encierran en la delegación de Empleo.

el 12 feb 2010 / 12:03 h.

TAGS:

La sede de CCOO en Alcalá de Guadaíra ha albergado hoy  una asamblea donde los trabajadores de la planta alcalareña de Roca  susceptibles de verse afectados por el expediente de regulación de  empleo (ERE), que implica la extinción de 95 empleos en una plantilla  de 410 personas, han acordado "acciones" sorpresa ante la compañía o  las administraciones que "han permitido" que el ERE prospere a pesar  de la "solvencia" de la empresa.
El secretario general de la sección sindical de CCOO en la planta  alcalareña, Francisco Santiago, informó a Europa Press de que a la  asamblea han asistido "buena parte" de los trabajadores susceptibles  de perder su puesto de empleo como consecuencia del ERE, promovido  para todas las plantas de la compañía y que en Alcalá de Guadaíra se  traducirá en la desaparición de 95 trabajo.

Durante la asamblea, los trabajadores han analizado los términos  del expediente de regulación de empleo, que además afecta a 14 de los  40 empleados transferidos a esta planta tras el cierre en 2009 de la  planta de Cerámicas Bellavista (Cebesa) en Dos Hermanas como  consecuencia de la falta de carga de trabajo.

"NO VAMOS A MORIR AQUI"

El portavoz sindical destacó la "depresión" que reina entre los  afectados, sobre todo en los empleados recolocados tras el cierre de  Cebesa, que afrontan por segunda vez las consecuencias de un ERE. No  obstante, Francisco Santiago advirtió de que los trabajadores de Roca  "no nos vamos a quedar quietos" ante la extinción de estos empleos.  "No vamos a morir aquí", sentenció antes de anunciar "acciones"  sorpresa ante la empresa y las administraciones que "han permitido"  que prospere el expediente de regulación de empleo.

Al respecto, recordó que pese a este ERE, que implica la  desaparición de 504 empleos en el conjunto de factorías de ROCA,  contrasta con la "solvencia" de la empresa, que "sigue  deslocalizando" mientras administraciones como la Junta de Andalucía  "deja huérfanos" a los trabajadores. 

Al hilo, preguntó retóricamente qué ha sucedido con "los  compromisos" adquiridos por la Junta de Andalucía para con las  plantillas de ROCA y Cebesa, porque pese a las "negociaciones"  mantenidas entre el Gobierno andaluz y la empresa en 2009, todo  parece indicar que los trabajadores transferidos a la planta  alcalareña tras la clausura de las instalaciones de Dos Hermanas  "vinieron con las manos vacías" en alusión a la ausencia de carga de  trabajo.

El número esperado y temido es 95. Es la cifra de trabajadores a los que afectará el expediente de regulación de empleo (ERE) de Roca de los 410 existentes de la planta de Alcalá de Guadaíra, lo que supone el 23% de su plantilla y en torno al 20% de los empleados de la multinacional que se acogerán al expediente a nivel nacional, cifrado en 504 personas.

Según informaron fuentes de la empresa a Europa Press, la planta alcalareña será la que cuente con un menor número de personas afectadas, además de los servicios centrales de la compañía, con 12 empleados. En este sentido, de la factoría de Gavá en Barcelona se integrarán 285 empleados en el expediente, mientras que en Alcalá de Henares (Madrid) serán 112 trabajadores.

Las mismas fuentes recordaron que entre los 95 trabajadores que se acogerán al ERE en Alcalá se encuentran 14 de los 40 empleados que fueron recolocados de Cerámicas Bellavista (Cebesa), cuyas instalaciones de Dos Hermanas se cerraron en 2009. Así, señalaron que el reparto se hizo de la forma "más justa posible", ya que el número de seleccionados de la planta alcalareña fue "proporcional" entre los trabajadores de las propias instalaciones de Roca y los de Cebesa.

Según explicó la firma catalana, ésta propuso a los sindicatos que decidieran el modo de aplicación del ERE teniendo en cuenta la característica particular de la planta. Sin embargo, esta propuesta de los sindicatos "no llegó" y la compañía realizó una aplicación "proporcional", teniendo en cuenta que el ERE tenía que estar definido antes del 15 de febrero.

"Cuando Roca propuso el traslado a la planta de Alcalá de los trabajadores de Cebesa no se preveía ningún ERE definitivo, sino que se pretendía hacer uno temporal", indicaron fuentes de la empresa, dejando claro que la circunstancia vivida por la construcción, "que no ha mejorado", ha "obligado" a la puesta en marcha de este ERE extintivo.

Encierro. El conocimiento del ERE llevó ayer a un grupo de ex trabajadores de Cerámicas Bellavista a encerrarse en la delegación de Empleo al considerarlo "incumplimiento por parte de la dirección", en relación al despido de 14 trabajadores procedentes del ERE anterior, en Cebesa, que llevaban trabajando desde el día 1 de febrero.

Tras reunirse los representantes del sindicato provincial de Metal, Construcción y Afines de UGT Sevilla y la Federación de Industrias Textil, Piel, Química y Afimes de CCOO Sevilla iniciaron la protesta en la sede de Empleo, ubicada en la avenida República Argentina de Sevilla.

El delegado provincial de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas, se ofreció a mediar en el conflicto entre Roca y los ex trabajadores de Cerámicas Bellavista y avanzó la convocatoria de una reunión con la empresa el próximo martes. Rivas explicó a Europa Press que, para aclarar la situación se puso en contacto con la empresa, recordándole la necesidad de cumplimiento de los acuerdos alcanzados e instándole a la realización de una reunión para terminar de analizar el tema.

La Dirección General de Trabajo aprobó el 14 de enero el ERE de Roca, reduciendo el número de afectados por los despidos hasta los 504 empleados, frente a los 713 propuestos por la empresa, de los que unos 200 eran de su planta de Alcalá de Guadaíra. Además, autorizó la suspensión de otros 200 contratos durante un año, hasta el 28 de febrero de 2011.





  • 1