martes, 20 noviembre 2018
12:30
, última actualización
Local

Los afectados por las riadas de Écija exigirán daños morales

La reclamación se presentará ante la Junta, el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento.

el 22 nov 2011 / 19:56 h.

TAGS:

Operarios municipales y vecinos limpian las calles de Écija tras una de las riadas.

A dos semanas de cumplirse el primer aniversario de las inundaciones que el pasado invierno anegaron Écija media docena de veces -el próximo 7 de diciembre se cumple un año de la primera inundación- los afectados por las riadas anuncian que presentarán reclamaciones administrativas por los perjuicios derivados de las riadas y lo que consideran "una mala gestión del problema por parte de las administraciones", según ha informado el abogado Fernando Osuna.

Los afectados van a reclamar "por daños psicológicos y morales así como el lucro cesante en las viviendas, depreciadas por estar en zona inundable". Osuna ha precisado que las gestiones para presentar las reclamaciones están "bastante avanzadas", aunque se han retrasado por las negociaciones para tratar de abaratar algunas de las pruebas periciales, dado el escaso nivel adquisitivo de los afectados.

Los vecinos de Écija que se arriaron en diciembre del pasado año remitirán sus reivindicaciones al Ayuntamiento astigitano, a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y al Ministerio de Fomento, argumentando que "la responsabilidad puede ser compartida, ya que tanta culpa tiene el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía y el Estado", expone Fernando Osuna.

Entiende el abogado que hubo un desembalse de agua en los días previos a la primera de las inundaciones, provocada por una crecida histórica del río Genil, "un desembalse bastante torpe y desafortunado en una época en la que empezó a llover con mucha contundencia", recuerda Osuna, que añade que "concurrieron una serie de circunstancias que desembocaron en el desbordamiento del arroyo Argamasilla", cuya crecida provocó las cinco inundaciones que llegaron después .

Por ello, Osuna ha expuesto que en sus peticiones se harán constar los daños psicológicos y morales ("hay gente que no duerme bien", dice), así como el lucro cesante que supone vivir en inmuebles "depreciados" por el hecho de estar construidos sobre zonas susceptibles de inundación. Si la respuesta fuera negativa o no resultara satisfactoria para los damnificados, el letrado no descarta recurrir a la vía judicial a través de lo contencioso-administrativo.

Ante la desgracia que se vivió el año pasado, ya se han adoptado medidas para evitar nuevas inundaciones. El alcalde astigitano, Ricardo Gil-Toresano (PP), cree que "si hay algún peligro de inundaciones en Écija, vendría por la crecida del río Genil", que el regidor considera que se debe dragar en el tramo entre el Puente Romano y el Puente de Hierro, un trabajo que, según el regidor, lo debería realizar la Junta de Andalucía.

  • 1